Síntomas de daño hepático que no deben ignorarse

Sabiendo que el hígado es tan importante, si tenemos algún problema en él, tu salud podría estar en grave peligro, hay muchas maneras en las cuales se puede dañar y muchas personas no se dan cuenta de que tienen un problema hasta que es demasiado tarde. Como resultado, su salud y bienestar general pueden verse afectados en gran medida.  

Señales de que hay daños en el higado

El hígado es responsable de muchas tareas importantes en nuestro organismo. Algunas de sus funciones principales incluyen:

  • Limpiar la sangre.
  • Crear la bilis, la cual es vital para la digestión.
  • Almacenar glucógeno, una forma de azúcar que produce energía.

Síntomas de que hay daños en el hígado

Prestar atención a tu hígado y reconocer las señales de alerta que pueden indicar un problema en desarrollo es crucial. Ahora te vamos a indicar los signos que pueden revelar que se está sufriendo un daño hepático y que no deberías ignorar.

Piel amarillenta

Uno de los primeros síntomas del daño hepático es la decoloración de la piel. Debido a que tu hígado dañado no es capaz de filtrar adecuadamente las toxinas que consumes, podrías acumular bilirrubina, lo que hace que nuestra piel se vuelva amarilla.

La bilirrubina es una forma de pigmento biliar. La bilis es producida por el hígado y ayuda a la digestión. Cuando nuestro hígado está dañado, no puede eliminar la bilirrubina y como resultado se acumula en la sangre.

Puedes notar por primera vez este color amarillento en tus uñas y las puntas de los dedos de las manos y los pies, así como los ojos.

Cambios en las heces y la orina

Puede que no sea algo que hagas con regularidad, pero deberías de examinar las heces y orina. Si está descolorida o tiene cambios en su consistencia, podrías estar sufriendo insuficiencia hepática. Si la orina este color oscuro y espumoso, o la materia fecal es pálida y delgada, deberías de visitar un médico tan pronto como sea posible.

Hinchazón  

Si notas una hinchazón repentina en el estómago, podrías tener un problema en tu hígado. Cuando el hígado está dañado, retiene líquidos y como resultado, el líquido hace que nuestro estómago se hinche.

Dolor

Si empiezas a notar calambres en el abdomen o un dolor agudo, también podrías estar sufriendo problemas de hígado. Si sientes dolor en el lado izquierdo del abdomen, no lo pienses y visita a tu doctor.

Reflujo ácido y vómitos

Un hígado dañado puede empujar los jugos digestivos hacia el esófago, lo cual causará reflujo ácido e indigestión. Con el tiempo, la indigestión excesiva podría dar lugar a vómitos.

Si notas alguno de estos síntomas, pide cita con tu médico tan pronto como sea posible, no olvides que la salud de tu hígado es tu salud general.

Deja un comentario