Como vencer el miedo a alcanzar la riqueza

No, no te preocupes, en este articulo no vamos a proponerte ningún negocio para “hacerte rico”, solo pretendemos dar algunos consejos generales para que sepas que hacer cuando llegue un momento de abundancia en tu vida. A veces las oportunidades están a la vuelta de la esquina y por miedo a la riqueza las dejamos ir. En realidad no se trata de tener miedo a la riqueza, sino a las responsabilidades que trae consigo la prosperidad.

Hay quienes opinan que los ricos son ricos por que han heredado riquezas de sus familias, pero este pensamiento es errado pues no aplica en la mayoría de los casos; muchos de los empresarios que hoy son ricos, formaron sus riquezas desde abajo y sin tener familias multimillonarias.

Es ese pensamiento que no deja que muchos progresen, es ese pensamiento el cual frena y pone tantas barreras para que logremos aquella libertad financiera que deseamos y que muchos buscan en tantos lugares. Para ser rico, lo que se necesita es tener una actitud positiva y vencer aquellos temores que nos invaden.

Abundancia y mucho dinero

Si tienes alguna idea de negocio, ponla en marcha, analiza todos los escenarios que pudieran presentarse una vez lo pongas en marcha, no dejes que vengan personas destructivas a criticar tu negocio y a alimentar tus miedos no escuches cuando te digan “NO PUEDES”, “ES DIFÍCIL”, “DE ESO YA HAY MUCHO”, “NO TE DURARA MUCHO”; con estos comentarios la gente lo único que logra es matar tus sueños y evitar que prosperes, recuerda que quien no se arriesga no gana y si llegas a fallar, debes levantarte e intentarlo de nuevo.

Algunos consejos para lograr la riqueza:

  • Lucha por tus sueños y conviértete en el dueño de tu propia vida
  • Evita endeudarte mucho, si tienes una empresa no solo debes cuidarte de las deudas sino también de malgastar el dinero que tanto trabajo cuesta conseguir.
  • Pon a funcionar todos aquellos activos que tengas, no dejes que esos activos se conviertan en un gasto para ti, si tu negocio no necesita bodegas, arrenda aquellos lugares que no estés utilizando, haz que sean rentables y que te generen ingresos adicionales, si por lo contrario necesitas aquellos espacios, trata de minimizar su costo
  • Busca nuevas alternativas para invertir el dinero de tus ganancias
  • Al finalizar tu periodo de operaciones, evita repartir tus ganancias, en vez de ello, reinviértelas para sacar mayor provecho de las mismas.
  • No escuches a las personas que simplemente no quieren verte progresar, para que una idea sea un éxito se tiene que pasar por un proceso que seguramente muchos tendrán miedo, pero quienes hoy tienen riquezas es porque estuvieron dispuestos a sufrir y trabajar arduamente en ese proceso.

Podemos crecer desde abajo, solo necesitamos una actitud positiva y un conocimiento sobre aquel negocio que queramos emprender y sin lugar a duda mucha disciplina para manejar aquellos proyectos que se inicien con el fin de obtener ganancias.

3 personas han comentado este articulo ¿tu que opinas?

  1. Amanda
    4 mayo, 2014 at 5:15 am #

    Lamentablemente a muchos los educan con una mentalidad mediocre, les enseñan que deben ser sencillos y que la ambición “es mala”, no se dan cuenta que los estan enseñando a tener mente de fracasados, en esta vida hay que tener ambiciosos, de lo contrario se cae en el conformismo.

    No tiene nada de malo ser ambicioso mientras no se le haga daño a nadie.

  2. Juan Zapata
    16 mayo, 2014 at 12:02 pm #

    La disciplina es imprescindible, y es el punto en el que muchos solemos fallar. También lo de las personas que solo te desmotivan (esto lo he vivido)… Y cuando por ejemplo alguien que dice haber tenido una mala experiencia con cierto negocio, y que por aquella razón dice que uno tampoco va a tener éxito en ese mismo negocio, no hay que ponerle atención a todo, pues sus experiencias no implican que lo mismo vaya a ocurrir con uno.

    Lo cierto es que cada día es una nueva posibilidad de superarse y luchar por esas cosas que tanto anhelamos.

    • 21 mayo, 2014 at 1:15 am #

      Muchos padres y abuelos enseñan a los niños a que “ser ambicioso es malo” eso al mismo tiempo les genera una mentalidad de perdedor. Creo que hasta ellos mismos están olvidando en sus enseñanzas que existe la ambición positiva y negativa. Les enseñan a evadir la negativa y pocas veces a luchar por la positiva. ¿Resultado? bueno… los indices de pobreza y abandono escolar lo dicen todo.

Compartenos tu opinión