¿Vas a operarte los senos? Presta atención a estas cosas

La operación de senos es una de las cirugías estéticas más comunes hoy en día. Son muchas las mujeres que acuden al médico con el propósito de aumentárselos o incluso de reducirlos. No obstante, antes de tomar esta importante decisión existen ciertos detalles y riesgos de los que tienes que estar consciente antes de entrar al quirófano. Míralos a continuación.

operarte

  1. Los implantes no son para toda la vida. Si pensabas que ibas a tener los mismos para siempre, sorpréndete, porque la silicona que te ponen en los pechos solo puede durar unos diez años. Después vas a tener que cambiarla por implantes nuevos.
  2. Son fáciles de detectar. Los pechos operados se sienten muy distintos al tacto de los naturales. Algo que puedes hacer para que no se sientan tan artificiales, es pedir que te pongan implantes pequeños bajo el tejido muscular.
  3. La cirugía duele menos si ya has amamantado. Si ya has sido mamá y le diste pecho a tu bebé, tendrás menos molestias debido a que tus pechos habrán crecido un poco de tamaño.
  4. Si en tu familia hay antecedentes de cáncer de mama, no es una buena idea operarte. Este es uno de los factores que incrementa la posibilidad de incidenciadel cáncer.
  5. No puedes ponerte una talla demasiado grande si tenías senos pequeños. No solo es anti estético sino más riesgoso, de modo que tendrás que conformarte con una talla que sea apenas más grande que la que tenías originalmente.
  6. Puedes necesitar hasta una semana de recuperación. Después de la cirugía, el tiempo de reposo recomendado va 5 a 7 días y durante los mismos, tienes prohibido hacer cualquier actividad física o tareas en casa.

Si a pesar de esto sigues adelante con tu decisión, aseguráte de buscar a un médico certificado para no poner en riesgo tu salud y pídele que te muestre el quirófano antes.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión