6 formas diferentes de utilizar el aluminio

El papel aluminio es un material con el que prácticamente todos contamos en casa. Lo más común es utilizarlo para envolver los alimentos y conservarlos en buen estado, aunque lo cierto es tiene otros usos en el hogar de los que te puedes aprovechar muy bien, para llevar a cabo tareas que ni te imaginabas y que son muy útiles. En el artículo del día de hoy te desvelamos sesis de los más populares, para que puedas ponerlos en práctica cuando más lo necesites.

aluminio

  1. Arregla baterías. Cuando estas dejan de funcionar a causa de extremos flojos donde el contacto se estropea, cortar un pequeño trozo de aluminio y colocarlo en el lugar para ajustarlo es una solución rápida y fucional. ¡Tus pilas estarán como nuevas!
  2. Remueve el óxido. En el baño o en la cocina, hay ciertos lugares en los que el óxido puede haber penetrado. Si no sabes como limpiarlo lo único que tienes que hacer para lograrlo, es frotar con un pedazo de papel aluminio arrugado.
  3. Quita la suciedad de las parrillas. Si eres de los que aman las barbacoas pero detestas tener que tardarte limpiando la parrilla al final, una buena idea es quitar la grasa que queda después de cada comida, con papel aluminio.
  4. Saca filo a las tijeras. ¿Tienes unas tijeras que ya no cortan como deberían? No te preocupes. Agarra un pedazo de papel y arrúgalo. Enseguida frótalo contra ellas y verás como vuelven a estar tan afiladas como de costumbre.
  5. Puede pulir los objetos de plata. Ya sea que tengas cubiertos, alhajas o cualquier otro artículo fabricado con este fino material, usar aluminio en papel para sacarles brillo es genial para lograrlo sin maltratarlos.
  6. Protege las esponjas de acero. Si tienes una esponja de este tipo, el aluminio es ideal para evitar que se oxide.

Compartenos tu opinión