Usos adicionales de los filtros de café que desconocías

Los filtros para el café son algo que todos tenemos en casa, pero normalmente nos limitamos a darles un esolo uso: ponerlos en la cafetera precisamente para colar nuestras bebidas. Sin embargo, estos sencillos objetos se pueden usar de muchas formas adicionales que desconocías y que vas a agradecer en cuanto las veas. Solo checa las siguientes.

  1. Aromatizantes. Si tienes malos olores en una habitación y ningún aromatizante a mano, simplemente coloca un poco de bicarbonato de sodio en un filtro, y ponlo en un rincón. También sirve para alejar el mal olor de la humedad en sitios como cajones o armarios.
  2. Preservar el vino. Si el corcho de tu mejor botella se rompió y temes que el vino se estropee, a la hora de servirlo no tienes más que usar un filtro en el vaso para colarlo y que conserve su buen sabor.
  3. Hacer infusiones en un dos por tres. Toma un puñado de tus hiervas favoritas y ponlas en el capacillo. Luego agrega agua bien caliente. En pocos segundos, podrás estar disfrutando de tu té favorito sin complicarte la vida.
  4. Proteger tus piezas de porcelana. Ya sea que te estés mudando o solo quieras cuidarlas al extremo, poner un papel de filtro entre tus platos y piezas de este material, evitará que se rayen y ayudará a que lleguen en perfectas condiciones adonde vayas.
  5. Evitar manchas mientras cocinas. ¿Estas preparando una sopa o guisado y no quieres manchar nada con tu cuchara? Si no tienes donde apoyarla, simplemente coloca un filtro para recargarla ahí. No ensuciarás nada.
  6. Que tus fotografías no brillen. Toma selfies perfectas usando este simple objeto, como un filtro que te ayude a deshacerte del exceso de brillo que a menudo arruina tus fotos. Ya verás que buenos resultados.

¿Qué otros usos conoces para los filtros de café?

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión