Tratamiento para curar la enfermedad de Alzheimer

Aunque no existe una cura para deshacerse definitivamente de la enfermedad de Alzheimer, hay una serie de medicamentos que pueden ayudar a mejorar la pérdida de memoria, los problemas de sueño, la agitación y la depresión.

Estas son algunas de las opciones de tratamiento más comunes para la enfermedad de Alzheimer.

Medicamentos para la pérdida de la memoria

Los inhibidores de la colinesterasa se prescriben a menudo para las personas cuya pérdida de memoria es relativamente suave. Estos ralentizan el daño que sufren las células nerviosas con la enfermedad de Alzheimer. No reparan el daño existente, pero pueden ralentizar el progreso de la enfermedad.

Los tres inhibidores de la colinesterasa más comunes son la galantamina, el donepezil y la rivastigmina y han demostrado su eficacia para tratar el Alzheimer en la fase de leve a moderada.

Mal de alzheimer tratamiento

Si la pérdida de memoria es de moderada a severa, el único tratamiento aprobado es el clorhidrato de memantina. Éste actúa impidiendo la fuga de neurotransmisores entre las terminaciones nerviosas. En un cerebro sano, los neurotransmisores se filtran entre las neuronas sin que haya fugas. En un caso avanzado de la enfermedad de Alzheimer, los neurotransmisores se dispersan fuera de las células nerviosas y pueden llegar, incluso, a ser tóxicos para el cerebro. La memantina evita que esto suceda.

Hasta la fecha, no existen medicamentos que realmente puedan revertir el progreso de la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, estos medicamentos pueden hacer maravillas para retrasar el progreso de la enfermedad.

Tratamiento para la agitación, la depresión y los cambios de humor

Revertir AlzheimerUna persona con Alzheimer puede presentar una gran variedad de estados de ánimo en un periodo de tiempo muy corto. En un instante, puede pasar de estar tranquilo y relajado, a estar nervioso y agitado, a estallar en llanto o padecer un ataque de furia repentino sin causa aparente.

Puede ser muy desconcertante para los seres queridos ver a una persona que normalmente es muy tranquila estallar de pronto en gritos furiosos. Es muy importante recordar que estas reacciones las provoca la enfermedad, no la persona.

Hay una serie de medicamentos que pueden ayudar a tratar los síntomas. Desde antipsicóticos si el enfermo padece brotes paranoicos hasta medicamentos para la ansiedad, un médico puede recetarle lo que más le convenga para amortiguar los síntomas.

Un hogar para el Alzheimer

Si un ser querido ha sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer, tienes dos opciones: hacerte cargo de él en tu propia casa o trasladarlo a una residencia especializada.

En las residencias especializadas tienen profesionales a su servicio los 7 días de la semana y las 24 horas del día para atender cualquier contingencia o problema que presente, por lo que puede ser una buena opción tanto para el enfermo como para el resto de la familia.

Si prefieres hacerte cargo del enfermo en casa, asegúrate de que el ambiente sea lo más seguro posible. Guarda los cuchillos, retira las alfombras del suelo, recoge los cables eléctricos y elimina esquinas o salientes donde pueda golpearse. Es importante también que todo esté muy ordenado.

La enfermedad de Alzheimer requiere mucha paciencia y comprensión. Con estas opciones de tratamiento se puede ralentizar el deterioro físico y psicológico que provoca, además de procurar unas mejores condiciones de vida al enfermo.

Mas información en: Revertir Alzheimer

Compartenos tu opinión