“Thigh gap”, una tendencia de belleza peligrosa

De un tiempo a acá ha aparecido una nueva tendencia dentro del mundo de la belleza y el fitness, que rápidamente acaparó la atención de millones de mujeres. Se trata del “thigh gap”, una moda en la cual el nuevo ideal corporal, dicta que al pararte debe formarse un espacio entre tus piernas para considerarte perfecta. En Internet existen cientos de ejercicios que prometen moldear tu figura para conseguirlo, además de otro tipo de información que tiene que ver con lograr dicho objetivo.

thigh

No obstante, es importante dejar en claro que el “thigh gap” no solo es un canon irreal para muchas chicas en general sino también peligroso. Obsesionarse con un tipo de cuerpo en específico puede traer consecuencias peligrosas, como lo son los trastornos alimenticios o los malos hábitos, como ejercitarse de más, automedicarse para adelgazar o incluso recurrir a cirugías estéticas por las razones incorrectas.

Por otra parte, el cuerpo es un organismo que cuenta con estructuras diferentes y por más que una persona quiera adelgazar, está claro que no podra ajustarse jamás para cumplir con un “modelo determinado”.

Se sabe en realidad que el famoso “thigh gap” solo es posible en los cuerpos ectomorfos, que se caracterizan por ser delgados y tener poca tendencia a acumular grasa. Aparte de él existen otros dos tipos; el mesomorfo, que tiende a ser musculoso y el endomorfo, que posee más curvas y necesita más cuidados puesto que puede acumular más tejido adiposo. Estas características son una cuestión de genética y por lo tanto, no se pueden modificar.

Lo mejor que puedes hacer para verte bien es comer equilibrado y ejercitarte frecuentemente. Trata de mantener un peso saludable y si te hace sentir mejor, moldea y tonifica tu silueta en la medida de lo posible, pero no lo hagas conforme a modas como la que te acabamos de mencionar.

Compartenos tu opinión