¿Sospechas que padeces depresión posparto? Estos síntomas te ayudarán a confirmarlo

La depresión posparto se ha convertido en una de las amenazas más grandes después del embarazo, ya que son muchas las madres que tienen que lidiar con sentimientos de tristeza y culpabilidad, que las pueden convertir en posibles amenazas para sus bebés. No porque no los amen de verdad, sino porque es una reacción de su organismo que no pueden controlar. Por eso es tan importante detectar esta enfermedad para buscar ayuda, hasta que tus sentimientos se hayan estabilizado. Lo bueno de este estado es que no se trata de algo permanente y tú puedes detectarlo checando si tienes estos síntomas.

  • Te irritas con facilidad. Los cambios de humor son una de las señales más características de la depresión posparto, debido al desbalance hormonal de tu organismo.
  • No comes ni duermes bien. Más allá de que tengas que desvelarte o se te olvide comer por atender a tu bebé, tienes muchos problemas para conciliar el sueño y falta de apetito.
  • Sientes ansia y agobio sin saber la razón exacta. No es raro que llores todo el día y te sientas sobrepasada por todas las cosas que debes hacer para cuidar a tu bebé.
  • Te preguntas todo el tiempo si serás una buena madre. Te echas la culpa de todo y puede que te arrepientas de haber quedado embarazada; esto es solo un estado temporal.
  • No sientes ninguna conexión especial con tu bebé. Puede que lo veas como un extraño, que no sientas deseos de estar con él y eso te haga sentir más culpable. Recuerda que no eres tú: es tu enfermedad.

La depresión posparto se puede combatir con un tratamiento adecuado y ayuda psicológica, o el apoyo de tu familia y amigos. Acepta que necesitas ayuda para volver a conectarte con tu bebé, y verás que los malos momentos pasarán.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión