¿Son recomendables los tatuajes en el embarazo?

Puede que hacerse un tatuaje no sea una de las inquietudes más comunes entre las mujeres embarazadas, sin embargo, te sorprenderías de saber cuantas lo han pensado una vez que atraviesan por dicha etapa. Dejando de lado las razones por las que pudieran pensarlo, lo cierto es que siempre es conveniente saber cuales son los riesgos a los que se exponen tanto la madre como el bebé, si se lleva a cabo un procedimiento como este. ¡Acompañános a descubrirlo en el artículo de hoy!

tatuajes

  • Riesgo de infecciones. Este factor siempre se debe tomar en cuenta cuando vas a tatuarte. De no practicar las medidas necesarias de higiene, se expone la salud del bebé de maneras muy riesgosas.
  • Sensibilidad de la piel. Se sabe que después de un tatuaje, la piel puede inflamarse un poco y esto en las embarazadas, podría conllevar incomodidad, estrés y provocar que la zona con el dibujo se halle mucho más sensible. Por si fuera poco, debido a que la dermis se estira más durante el embarazo, una vez que vuelva a su estado natural tras el parto podría dar como resultado un diseño distorsionado.
  • No se sabe a ciencia cierta si la tinta tiene afectos negativos en el embarazo. Aún con las desventajas anteriores, hemos de indicar que no se tiene la seguridad de que la tinta para hacer los tatuajes sea peligrosa para los fetos.

En realidad no hay una regla específica que diga que las embarazadas no pueden tatuarse, aunque bien podría no ser lo más recomendable. No obstante después de ver los puntos anteriores, es necesario recalcar que hay que hacerlo dentro de un establecimiento seguro y con alguien profesional. Consultar al médico antes de efectuar una decisión como esta tampoco está de más. Hacerlo podría evitar situaciones muy desagradables en el futuro.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión