¿Qué es el self-trolling y cómo puede afectar a los adolescentes?

Estar a cargo de un adolescente no suele ser algo sencillo. En una época por la que atravesamos fenómenos graves como el bullying, que suponen un obstáculo enorme para ellos, muchos padres y madres pueden encontrar difícil la tarea de comunicarse con los jóvenes y entenderlos. No obstante, si tú tienes a uno en casa debes saber que siempre es conveniente estar al tanto de las cosas buenas y malas que le pueden llegar a afectar. La adolescencia es una etapa difícil que puede conducir a quienes tienen baja autoestima, a practicar actos autodestructivos como el self-trolling, del cual te informaremos hoy.

self-trolling

El self-trolling consiste en una forma en la que los adolescentes se denigran a sí mismos. Para ello, es común que se valgan de recursos como las redes sociales y la tecnología. Enviarse mensajes incluso desde cuentas falsas con mensajes de odio, es una técnica muy usual en la que canalizan sus sentimientos negativos y que a veces, también usan para incrementar su autocompasión.

Aunque no sobrepasa ni de lejos al bullying, es un acto que existe y que podría ser prácticamente imposible de detectar debido al anonimato al que recurren los afectados y al poco sentido que en un inicio, tendría el hecho de insultarse a sí mismos.

Las consecuencias más graves que se derivan del self-trolling, incluyen estados de depresión e incluso tendencia al suicidio. Esta manera silenciosa de pedir ayuda, puede ser detectada a tiempo prestando atención al comportamiento de los adolescentes. Los síntomas coinciden en gran parte con los que aquejan a un joven que de verdad es víctima de acoso, como cambios de humor repentinos, escasa interacción social, reacciones violentas y apatía en general. Si sospechas de esta práctica en tus hijos, una revisión de los mensajes en su móvil, sus correos o sus redes sociales, es una intervención necesaria.

Compartenos tu opinión