¿Vale la pena comprar un seguro de auto barato?

El seguro del auto suele interpretarse como un gasto superfluo, casi innecesario, que solemos asumir a regañadientes. Por eso, no es de extrañar que muchas personas opten directamente por la opción más barata del mercado, e inclusive acepten el contrato de una nueva póliza, de la que posee cláusulas poco claras, y realizada por compañías con escasa solvencia financiera.

Como dice un dicho “lo barato sale caro” y es totalmente cierto en la mayoría de los casos, el problema es que a los consumidores nos gusta experimentarlo por cuenta propia y no caemos en cuenta hasta que nos sucede. Hay que tener en cuenta que si un seguro de auto es barato, es por algo. Debe existir una razón para tener tan bajo precio y eso como consumidores nos corresponde investigarlo, vale la pena hacerlo ya que se trata de nuestro dinero y ha habido ya muchos casos en los que las aseguradoras baratas terminan siendo un fraude.

La buena noticia es que internet esta lleno de portales especializados en seguros de autos, ahí se pueden encontrar análisis de expertos y opiniones de otros clientes. Además, existen organizaciones de defensa al consumidor, en México se tiene disponible a la Profeco (Produraduría Federal del Consumidor) misma que constantemente esta verificando la calidad de los servicios que se ofrecen y emitiendo alertas sobre aquellos que no convienen, ahí se puede encontrar información no solo de aseguradoras sino de productos y servicios de todo tipo. Seguramente en otros países existen organizaciones similares es cuestión de investigar.

Seguros baratos de coche

Pero no olvidemos que el diablo se encuentra en los detalles, y esa póliza que compramos a precio de “oferta” seguramente tiene cláusulas secretas de renovación con determinado aumento, e inclusive fuertes sobrecargos por su anulación. Y la empresa quizás tarde demasiado en responder nuestras inquietudes, sin ni siquiera mencionar que buscará demorar el máximo tiempo posible el pago de cualquier siniestro.

Lo que al principio pudo parecer un ahorro, en el futuro se tradujo en un mayor gasto, no sólo económico sino de pérdida del valioso tiempo que necesitamos para disfrutar con nuestra familia.

Por eso, cuando contratamos nuestra póliza del seguro, debemos tomarnos el tiempo de analizar las opiniones de los consumidores, consultar a los agentes, y sobretodo, leer la letra chica del contrato para que el día de mañana no nos sorprenda algún inconveniente que nos impida cobrar la indemnización y por lo tanto afectar nuestras finanzas personales.

2 personas han comentado este articulo ¿tu que opinas?

  1. Guadalupe
    2 mayo, 2014 at 1:41 am #

    Solo me arriesgaria con un seguro barato si el auto a asegurar tambien lo fuera, pero si nuestro auto es nuevo o seminuevo vale la pena invertir en un buen seguro.

    Aunque por viejo y barato que sea un auto puede darse el caso de que choque contra un carro lujoso y ahi si se tendrian serios problemas, esta de considerarse segun lo que necesite cada quien.

  2. Mauricio
    5 mayo, 2014 at 7:41 pm #

    Yo no lo haria, lo barato sale caro.

Compartenos tu opinión