Beneficios que aporta a la salud el consumo de ensaladas

No hay duda que una buena ensalada al día nos ayuda a combatir un montón de enfermedades y carencias. Hace tiempo que se ha demostrado el inmenso valor de las verduras y hortalizas crudas. Todos sabemos que en el proceso de cocción se pierden gran parte de las beneficiosas propiedades de los alimentos, que en última instancia se pueden aprovechar ingiriendo su caldo, pero no siempre lo hacemos.

Las ensaladas nos ayudan en primera instancia a proteger nuestro aparato digestivo. Por eso es conveniente tomarlas como primer plato o aperitivo, o al menos junto al primer plato fuerte, pues así nos ayudaremos en la digestión.

recetas de ensaladas de verduras

Pero además, las verduras y hortalizas son un aporte importantísimo de vitaminas y minerales que en función del tipo de ensalada que ingiramos nos permitirá regenerar y cuidar la salud de nuestro cuerpo. Es por ello que resulta muy interesante conocer las propiedades de los alimentos que utilizamos en ellas. Además, como las ensaladas de verduras y hortalizas crudas pueden ser complementadas con otros alimentos muy saludables como frutas, frutos secos, cereales, legumbres y flores para hacerlo todavía más un plato indispensable y saludable en nuestra comida, llegando incluso a reducir por ejemplo el infarto al miocardio, los efectos de la vejez, y todo tipo de enfermedades muy típicas de una mala alimentación en nuestra sociedad.

Como efecto secundario, además, las ensaladas ayudan a mantenerse delgado, puesto que ingeridas al principio de las comidas nos sacian como cualquier otro plato fuerte. Y como tienen menos calorías nos permiten evitar el sobrepeso sin perder vitaminas y minerales. De ahí que existan muchas dietas de ensaladas en las que se introducen todo tipo de alimentos para que sean equilibradas y se pueda conseguir el peso deseado. Para ello puedes preguntar a tu médico especialista.

Por otro lado, las ensaladas siempre suelen ir aliñadas con algún tipo de salsa o especia que las haga más sabrosas. En este sentido los ingredientes más tradicionales y saludables son el jugo de limón, la sal marina y el aceite. Sin embargo, también puedes usar salsas hechas por ti mismo con productos naturales o incluso hierbas aromáticas que le den un toque agradable al paladar. Eso sí, evita las salsas prefabricadas pues contienen aditivos y grasas poco saludables.

Compartenos tu opinión