Los riesgos de broncearse en las camas solares

Desde hace tiempo, las camas solares han supuesto una solución rápida y efectiva para quienes quieren lucir una piel bronceada. Sin embargo, es necesario saber que las mismas pueden suponer un riesgo para tu belleza y tu salud y hoy en día, no son la opción más recomendable. En el artículo de hoy te explicamos porque deberías prescindir de ella, por el bienestar de tu piel a largo plazo.

camas solares

  • La radiación UV es un factor de cáncer. Se ha comprobado que utilizar camas solares prolongadamente, incrementa el riesgo de padecer esta enfermedad mortal en la piel, debido a sus efectos sobre el melanoma.
  • Acelera el envejecimiento. ¿Sabías que las personas que se broncean con este método, muestran arrugas y signos de la edad más rápido? Lucir un bronceado perfecto puede terminar añadiéndole algunos años a tu dermis con el paso del tiempo.
  • Mancha la piel. El uso de la cama solar provoca enrojecimiento en algunas zonas del cuerpo, así como la aparición de manchas muy antiestéticas. Esto es sobretodo, más probable cuando eres una persona de piel muy blanca.

Para broncearte de una manera más saludable, existen productos que puedes probar como alternativa, como los polvos de sol y algunas cremas corporales que le añaden un tono dorado muy bonito a tu piel.

Si bien estas soluciones no son permanentes, es importante que tengas en cuenta que el color natural de tu piel es algo que no deberías intentar modificar al extremo. El bronceado, después de todo, no es la práctica más saludable que existe por las razones que ya te hemos comentado. Si acaso, tomar un baño de sol por algunos minutos al día puede ser lo más recomendable; ya que los rayos solares también pueden provocar daños en la dermis con los que definitivamente no te gustará lidiar.

Compartenos tu opinión