Cómo ser precavidos a la hora de renovar nuestras pólizas de seguro

La renovación de nuestra póliza suele ser automática, sin embargo, a veces pueden contener ciertos riesgos no cubiertos por modificaciones en las políticas de la empresa. En algunos casos las aseguradoras realizan cambios que no notifican correctamente a sus clientes, ya sea que les envíen un aviso poco claro o que el aviso por alguna razón no llegue a su destinatario. Estos son algunos puntos que debes considerar al renovar tu póliza de seguros.

Cambios en la cobertura del seguro

Por ejemplo, una póliza de seguro de autos puede dejar de cubrir el robo de alguna rueda, o ver reducido el monto de la aseguranza, lo que impactará negativamente a la hora de indemnizarnos contra un siniestro. Tampoco sería raro que el monto de la suma asegurada fuera indexado con un valor superior al del mercado, lo que suele utilizarse para justificar el aumento de la prima, aunque a la hora del siniestro, sólo nos indemnizarán por el valor del auto en el mercado.

contratar un seguro o renovarlo

Visitas frecuentes al hospital

Otro problema puede darse en el caso de los seguros de vida, si la compañía detecta que visitamos el hospital frecuentemente, o tuvimos algún tipo de enfermedad que aumente el riesgo de indemnización a nuestra familia. Hasta quizás, en la fecha cercana al a renovación, un llamado o una carta nos indicará que la renovación ha sido anulada, por lo tanto, será la hora de estudiar nuevamente qué empresa elegiremos para confiar el bienestar financiero de nuestros seres queridos.

Cambios en la prima del seguro

Al renovarse la póliza puede aparecer un aumento en el costo, ante esto hay que ser muy precavidos y en caso de que así sea contactar con la compañía proveedora de seguros.

La renovación de una póliza no suele ser frecuente, sin embargo puede brindarnos sorpresas desagradables si no fuimos lo suficientemente precavidos.

Compartenos tu opinión