5 claves que te ayudarán a reducir los poros abiertos

Una gran parte de las mujeres tienen el problema de contar con pieles grasas, en las que el tamaño de los poros se vuelve un inconveniente con el día a día. Lamentablemente esta es una característica inevitable que conlleva esta clase de piel; aunque ello no quiere decir que no se pueda tratar de la manera adecuada para tener un aspecto radiante y mucho más fresco. Para lograrlo, lo único que tienes que hacer es agregar cinco claves importantes a tu rutina de limpieza facial.

poros

  • Contar con limpiador que contenga ácido salicílico y/o glicólico. Estos dos ingredientes son potentes elementos que disminuyen la producción de sebo y le hacen mucho bien a tu cutis. Un jabón neutro o normal no es suficiente para acabar con la grasa del rostro, puesto que incluso pueden hacer que aumente.
  • Ten a mano un buen hidratante. Los productos hidratantes son indispensables para las pieles grasas y siempre tienen que tener una textura en gel, a base de agua. Alejate de las que vienen en crema ya que estas solo están recomendadas para las pieles secas.
  • Lava tu cara por las mañanas y por las noches. Una piel grasa requiere una frecuencia de limpieza mayor para disminuir la producción de sebo. Los mejores horarios para hacerlo son al iniciar y al terminar el día, asegurándote de que por las noches tu piel descansará fresca y limpia.
  • Usa un exfoliante una vez a la semana. Este debe tener gránulos ligeros que no lastimen tu cutis, pero que a la vez sean efectivos para desalojar la grasa acumulada en puntos negros y sobretodo en la zona T.
  • Siempre desmaquíllate antes de ir a dormir. Parece increíble la cantidad de chicas que olvidan hacer esto, por pereza u otras razones. Pero es importante que remuevas todo rastro de maquillaje y después te laves la cara, para que tus poros no se tapen.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión