Cómo protegerse del virus del Nilo Occidental

El virus del Nilo Occidental se transmite de los animales a las personas a través de los mosquitos. Desde que se detectara en Uganda en 1937, son miles los casos que se siguen dando en el mundo entero. Aprende cómo protegerte contra la infección de este virus en verano.

El verano es el momento en el que hacemos más actividades al aire libre. El camping, el senderismo y las excursiones con la familia y los amigos llenan nuestras horas en verano. Pero disfrutar del sol y de la naturaleza puede tener sus riesgos. Ha pasado ya algún tiempo desde que comenzamos a oír hablar sobre esta enfermedad, que se cobró miles de víctimas en los Estados Unidos y que también llegó a Europa. Grecia posee un foco estable que se reactiva cada verano y Rusia es otro de los lugares donde suele proliferar. Aunque el pánico inicial ha desaparecido, la amenaza de este virus sigue presente.

El virus del Nilo Occidental no se transmite de humano a humano ni de humanos a los animales. Por lo tanto, si una persona ha sido infectada no puede contagiárselo a otra a menos que sea picado por el mismo mosquito que le infectó.

epidemiología y virus del nilo occidental

Además, esta enfermedad habitualmente no es mortal. Los síntomas son similares a los de una gripe, pero hay tratamiento para ellos. De hecho, hay personas que son infectadas por este virus sin llegar a saberlo nunca.

En casos raros, los síntomas pueden ser más graves. Las personas mayores o las inmunodeprimidas pueden tener más complicaciones si son picadas por un mosquito infectado.

Para combatir el virus del Nilo Occidental, lo más efectivo es adoptar esta serie de medidas preventivas.

Usa pantalones largos y/o medias en el campo. Si están hechas de un material transpirable y son de color claro, además te mantendrán fresco en los meses más cálidos. Al ir de excursión, acampar o montar en bicicleta también es conveniente cubrir toda la piel expuesta para reducir el número de lugares donde pueda picarte un mosquito. Llegarán a tu ropa primero, dándote tiempo para espantarlos de un manotazo antes de que te piquen.

Lleva repelente para mosquitos. Hay varios tipos diferentes en el mercado: aerosoles húmedos y secos, lociones repelentes de insectos y pulseras protectoras. Elige el que mejor se adapte a tus necesidades. Si utilizas lociones protectoras, no te olvides de renovar la aplicación tal y como indique el fabricante.

Evita el agua estancada. El agua estancada es un caldo de cultivo para los mosquitos. Evita esas zonas y espera hasta que el suelo esté seco después de una lluvia fuerte antes de salir de excursión.

Usa mosquiteras en las ventanas. Si veraneas en el campo o en una zona boscosa, una buena solución es instalar mosquiteras en puertas y ventanas. De esta manera te protegerás fácilmente de los mosquitos.

El virus del Nilo Occidental no suele ser mortal, pero puedes enfermar si te pica un mosquito infectado. Para disfrutar de tu tiempo al aire libre en verano, con estas sencillas medidas preventivas te mantendrás a salvo de las picaduras.

Compartenos tu opinión