Tips para proteger tu jardín de perros ajenos

Son adorables, pero también pueden ser muy destructivos; en especial cuando no están bien educados por sus dueños. Hablamos por supuesto de los perros, esas mascotas que a pesar de alegrarnos bastante la vida también podrían llegar a entristecer nuestro jardín. Y es que no son pocas las personas que han acostumbrado a temer a los canes de sus vecinos, cuando se trata de mantener el área verde de su casa hermosa y bien cuidada. Si este es tu caso, entonces no puedes dejar de poner en práctica los tips inofensivos pero muy efectivos, que te ayudarán a resguardar tus plantas de estos visitantes inesperados.

jardín y perros

  • Utiliza el poder de los cítricos. ¿Sabías que el olor de las frutas cítricas puede alejar a los perros? Lo mejor de todo es como son naturales, no van a suponer ningún daño para tu jardín. Hay varias formas en que puedes aprovecharlos. Cóloca cáscaras de limones, naranjas o mandarinas en los sitios que necesites proteger. También puedes mezclar un poco de jugo cítrico con agua y rociar con un pulverizador cada rincón de tus plantas.
  • Usa un poco de pimienta negra. Funciona igual que la solución anterior, ya que su olor es tan fuerte que obligará a tus vecinos caninos a mantener su distancia. Simplemente encárgate de conseguir una buena reserva de esta especia y distribúyela en pequeñas cantidades, por los sitios de tu jardín que más lo necesiten. Tal vez tú no notes demasiado el olor (lo cual es una ventaja), pero el olfato excepcional de los perros hará que ellos puedan sentirlo a distancia.
  • Instala macetas altas o rejas metálicas. Esta una opción un poco más complicada, pero que va bien para evitar que las mascotas hagan sus necesidades entre tus plantas y puedan estropearlas. También puedes improvisar pequeñas barreras con piedras a modo de decoración.

Compartenos tu opinión