¿Por qué sigo teniendo acné si ya no soy adolescente?

Enfrentarse con el acné, aún después de la adolescencia, es lo más frustrante para muchas mujeres (y hombres) que no comprenden como su piel sigue teniendo tantos problemas. Lo cierto es que esta enfermedad de la piel va mucho más allá de esta etapa de la vida y las razones por as que puede persistir en la niñez, son muy variadas y deben ser tomadas en cuenta para su tratamiento. Alguna de ellas podría estar afectándote sin tú saberlo, impidiéndote lucir un cutis radiante como el que quieres. Échales un vistazo enseguida para ver si tu caso coincide con alguna.

adolescente

  1. Tu maquillaje no es adecuado. Usar una marca barata o un tipo que no coincide con tu clase de piel, puede taparte los poros y promover la formación de bacterias. Por eso siempre tienes que verificar cual es tu cutis y buscar productos formulados especialmente para él.
  2. No te alimentas bien. Si bien no es un factor que cause acné directamente, ingerir alimentos procesados y llenos de grasa como pasteles, chocolates, papas fritas y demás en exceso, puede incrementar tu producción de grasa en la piel.
  3. Estas usando cremas que te hacen producir sebo. Este es un problema muy común en quienes tienen la piel mixta o grasa; pues no saben que los geles o líquidos son más recomendables que las cremas.
  4. Cuidado si los granos te salen en la frente y usas flequillo. Tal vez estás utilizando un champú o acondicionador que tengan tendencia a la gratitud. Las lacas también pueden ser las responsables.
  5. Es una cuestión hormonal. Si sufres de algún desequilibrio con tus homonas, probablemente la proliferación de acné sea uno de los síntomas de dicha condición. En ese caso, un médico especializado tiene que darte un tratamiento (lo más probable es que sea a base de anticonceptivos).

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión