¿Por qué los padres no deben discutir frente a sus hijos?

Todas las parejas tienen desacuerdos y esa no es la excepción cuando tienen hijos. El problema es cuando estas discusiones dejan de ser algo privado entre los dos para tenerse frente a ellos, lo cual puede tener consecuencias más negativas de las que te imaginas. Por eso es muy importante que sepas como mantener una comunicación constructiva con tu pareja y sobretodo, que evites discutir en frente de los chicos. De lo contrario, los expertos coinciden en que ellos resultan afectados de las siguientes maneras.

padres

  • Reciben un fuerte daño emocional. Los niños no saben como reaccionar cuando ven a sus padres gritando y discutiendo, en especial porque no podrían ponerse de parte de ninguno. El sentimiento de desprotección que experimentan es muy grande. En los adolescentes el daño es el mismo y lo expresan de maneras mucho más drásticas.
  • Les provoca una fuerte inseguridad. Siempre es incómodo presenciar una discusión ajena y cuando se da entre los padres, los hijos se sienten inseguros, experimentan miedo y confusión. Esto es algo que además derrumba su autoestima y cuando se hace frecuente, puede afectar su desempeño escolar o formarles ideas destructivas.
  • Interviene en su forma de relacionarse con otras personas. Bien dicen que no hay ejemplo como el que se recibe en casa y cuando los niños y adolescentes viven en un entorno, en el que no ven más que peleas y faltas de respeto, lo toman como lo habitual y lo ponen en práctica con los demás. De hecho, esta disfuncionalidad puede dar paso a conductas como el acoso escolar o el maltrato animal.

Sabiendo que discutir con tu pareja es algo inevitable, lo mejor que puedes hacer es mantener la calma y volver cada discusión algo constructivo, manteniendo siempre el respeto y usando argumentos constructivos para poder resolver un problema.

Compartenos tu opinión