¿Por qué es buena idea que tu hijo tenga una mascota?

Muchos padres se ponen a temblar tan pronto sus hijos les piden tener una mascota. Acéptemoslo, no es fácil darle la bienvenida a un nuevo miembro peludo a la familia, sin embargo, esta puede ser la mejor decisión que tomes. No para malcriar a tu retoño, sino todo lo contrario. Un animal doméstico puede enseñar muchas cosas a los más pequeños de la casa, más allá de la responsabilidad. Estas son unas cuantas razones por las cuales deberías considerarlo:

  1. La primera es hacer que los niños se hagan responsables de un ser vivo. Esto conlleva varias tareas importantes como alimentar, jugar y recoger las heces de su mascota, que más adelante definitivamente les van a servir para convertirse en personas de compromiso. Si son muy pequeños pueden empezar con una mascota tranquila, como peces o una tortuga.
  2. Los animales son una manera de hacerles comprender el ciclo de la vida. Muchos padres se preocupan cuando sus hijos tienen que enfrentarse con la muerte de un familiar o alguien cercano. Es muy triste cuando tenemos que despedirnos de nuestras mascotas, pero también es algo natural que, en unos años, hará que tus hijos comprendan que no todos somos eternos.
  3. Una mascota también puede ser un amigo. Esto es ideal si tu pequeño tiene problemas para socializar y se siente solo. Un animalito hará que se muestre más abierto y hasta le puede facilitar el unirse a grupos de amigos, al tener un tema interesante de conversación. Las mejores opciones son un perro o un gato, porque con ellos puede jugar cuando está en casa.
  4. Criar mascotas también ayuda a criar niños compasivos. Los chicos tienen más empatía cuando crecen con animales y se hacen cargo de ellos, transformándolos en personas de confianza y capaces de ayudar a los demás. ¿Te quedan dudas?

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión