S.O.S. ¿Por qué los bebés no dejan de llorar?

Cuando te conviertes en mamá primeriza, es normal que te sientas inquieta por un montón de cosas que pueden afectarle a tu bebé. Una de las situaciones que pueden ser más estresantes para las madres que lo son por vez primera, es oír a su bebé llorar y ver que no se calma por más que lo tomen en brazos. Por eso, si estás a punto o acabas de tener a tu hijo conviene que conozcas las siguientes razones de dicho llanto.

bebé

  • Está hambriento. Esto es algo que sorprende a muchas mujeres que se dicen a si mismas, “pero si acabo de darle de comer”. No obstante, los recién nacidos pueden necesitar alimentarse varias veces a lo largo del día.
  • Ha ensuciado su pañal. Es muy importante cambiarles el pañal con frecuencia no solo por la suciedad, sino porque la humedad y otros factores les pueden provocar dermatitis o infecciones.
  • Siente cólicos. Después de comer, los gases en su pancita se pueden acumular causándole retortijones que son muy molestos. Cuando esto suceda, dale un ligero masaje para ayudarlo a expulsar dichos gases.
  • No ha descansado bien. Los pequeñines se ponen de mal humor cuando no duermen lo suficiente. Tal vez has estado jugando con él más de la cuenta o hay algo en su habitación que no lo deja dormir bien.
  • Se ha enfermado o algo le duele. Cuando las razones anteriores fallan y no sabes a ciencia cierta lo que sucede, es mejor acudir al médico para que pueda detectar cualquier enfermedad o dolor; ya que las madres no siempre pueden dar con todas las razones.

Recuerda que el llanto es una de las únicas cosas que tienen los bebés para comunicarse durante los primeros meses. Ten paciencia y antes de angustiarte, piensa cuidadosamente en todos estos factores para que puedas reconfortar al tuyo.

Compartenos tu opinión