¿Por qué amasan los gatos?

Nos encantan los gatitos por ser tan tiernos y cariñosos, llenando de alegría nuestro hogar con su presencia. Sin embargo, nadie puede negar que tienen algunas conductas que a priori pueden parecer extrañas; si eres una persona que no está tan familiarizada con los felinos. Una de ellas, es esa costumbre que tienen de amasar con sus patitas, ya sea cualquier superficie blanda como una almohada, el colchón o bien, el pecho de sus personas. ¿Por qué hacen esto nuestros amigos gatunos? ¿Es normal? La respuesta la encontrarás a continuación.

Teorías erróneas

Por mucho tiempo, se pensó que el acto de amasar se debía al temprano destetamiento de los gatitos, pues esta es una acción que los más pequeños suelen hacer para localizar la leche que les suministran sus madres. Sin embargo, siendo un acto tan general no se puede decir que todos los gatos hayan sido separados de ellas a temprana edad.

Lo cierto es que existe una razón mucho más poderosa para que amasen.

El amasado, un acto íntimo entre felinos

Lo cierto es que no solo los gatos amasan, sino todos los felinos. Gatos grandes como tigres o leones, adoptan esta costumbre desde muy pequeños, la cual tiene la función de hacer más cómoda una superficie o marcar su territorio, ya que cuando lo hacen liberan feromonas.

Pero también de demostrar afecto.

Es común entre ellos, darse este tipo de masajes entre sí cuando se sienten en confianza. Así, puedes decir que si un gato amasa a otro o lo hace incluso con algún animal distinto, (un perro por ejemplo), sin duda siente un gran afecto y conexión con ese ser. Así que si el tuyo suele amasarte con frecuencia, alégrate porque tienes un gatito que te realmente te ve como a su papá o su mamá.

Compartenos tu opinión