Por qué no debes usar tacones durante el embarazo

Una de las recomendaciones más sonadas respecto al embarazo, es aquella que advierte sobre los peligros de usar tacones, sobretodo cuando el mismo se encuentra muy avanzado. Y no es para menos puesto que con el incremento de peso, apoyar tus pies sobre un calzado demasiado alto puede resultar perjudicial por no decir incómodo. A pesar de esto aun hay madres que se niegan a no sacar su lado glamoroso de vez en cuando y apuestan por los zapatos de tacón, creyendo que no son tan malos. En el artículo de hoy nosotros te damos algunas razones para considerarlo mejor.

tacones

  • Corres un mayor riesgo de torceduras.Caerte cuando estás embarazada puede ser desastroso y debido a los cambios que ocurren en tu cuerpo, te vuelves más vulnerable a torcerte un tobillo o recibir otros daños en las extremidades inferiores. No olvides también que durante la gestación, los tejidos musculares adquieren mayor sensibilidad y eso es una enorme desventaja.
  • No le brindan el soporte adecuado a tu columna. Conforme el feto se va desarrollando, no es extraño que experimentes dolores de espalda y que sientas incluso como tus huesos y músculos se pueden extender en esa parte de tu cuerpo. Caminar con tacones no es una buena decisión si sensaciones como estas se vuelven frecuentes en tu embarazo. Ten muy presente que estás en una etapa en la que necesitas un calzado que te brinde estabilidad y seguridad.
  • Provocan hinchazón y dolor de pies. Si bien estos síntomas pueden presentarse de cualquier manera en las embarazadas, es más probable que persistan y se vuelvan insoportables con el uso de tacones, incluso tiempo después de desprenderse de ellos. Olvídate por un tiempo de los stilettos y otros zapatos altos, y opta por las balerinas, sandalias u otras variedades que no te pongan en riesgo.

Compartenos tu opinión