No cometas estos errores al usar tu ropa interior

La ropa interior se ha vuelto parte de nuestra vida cotidiana, pero muy pocas chicas ignoran que incluso algo tan sencillo como sus panties o sus sostén, les pueden provocar problemas de salud. Y todo por no usarlos adecuadamente o tener la higiene necesaria con ellos. En esta ocasión, te recordamos todo lo que no deberías hacer con tus prendas íntimas, a fin de evitarte problemas.

  1. No la uses cuando vayas a dormir. Por lo menos te tienes que quitar el sostén a la hora de descansar. Esta prenda, en realidad, impide que tu busto se oxígene bien por la noche y puede terminar lastimándote si viene con varilla, u obliga a tus senos a permanecer erguidos todo el tiempo. Peor aún, puede provocar que se pongan flácidos por sostenerlos más de la cuenta.
  2. No te dejes llevar por el material. Es verdad que telas como el encaje y la seda son muy sexys y perfectos para tener una noche de intimidad con tu pareja, pero es mejor que las dejes solo para esos instantes y ya. Durante el día, prefiere prendas 100% de algodón, que le permitan respirar a tu piel y huye siempre del poliéster.
  3. No te la pongas sudada o húmeda. Las infecciones a través de hongos llegan a proliferar en la humedad, sobretodo en épocas de calor. Por eso es muy importante que toda tu ropa interior siempre esté seca y limpia. Procura tener siempre una muda lista para cada díaa de la semana y no tendrás inconvenientes.
  4. No uses la talla incorrecta. Usar un sostén adecuado incluye que te siente muy en la copa y se ajuste a la perfección por detrás. Tampoco te pongas unas pantaletas que estén demasiado apretadas. Esto te puede provocar rozaduras o marcas en la piel; por eso debes conocer bien tu cuerpo.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión