No cometas estos errores al medicar a tus hijos

Combatir una tos o un resfriado en los más pequeños parece algo muy sencillo, pues los padres siempre cuentan con lo necesario en casa para poder medicarlos. Sin embargo, por más inofensivas que parezcan ciertas medicinas siempre hay quienes cometen algunos errores, que podrían empeorar el problema o hacerle daño a los niños. Mira cuales son los más comunes a continuación, ¿has cometido tú alguno de ellos?

medicar

  • No consultar a un médico antes de medicarlos. Para la mayoría de los padres, saber que medicamento requiere cada malestar no es ninguna ciencia pero cuidado, porque si la enfermedad persiste y ves que el tratamiento no está funcionando, posiblemente administrarlo por tu cuenta no haya sido lo mejor.
  • No respetar las dosis. Sabemos que los medicamentos son muy claros respecto a cuantas veces al día deben tomarse, pero esto es algo que se nos puede pasar por alto a todo. Por eso, programa pequeñas alarmas en tu teléfono para que te avise de la hora en que tu pequeño o pequeña tengan que tomar su medicina.
  • Repetir las dosis. Puede suceder si eres una madre o un padre de familia muy ocupado, al punto de que ya no recuerdas si tu retoño se tomó o no sus medicinas. Para evitar esto, es recomendable anotar las dosis que se va tomando con la hora en un papelito o tabla cercana, a fin de que puedas estar al pendiente.
  • Dar una dosis inadecuada. La verdad es que la cantidad de medicamento recomendada puede variar dependiendo de la edad de los niños, su peso y su altura. De ahí que sea necesario consultar con un médico, incluso cuando no se trate de una enfrmedad grave. Por eso es que luego resulta que no a todos los chicos les hace el mismo efecto tomar la misma medicina.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión