Mi bebé no toma leche materna, ¿qué hago?

Por extraño que parezca, existen casos en los que un bebé se niega por completo a tomar leche del seno de la madre. Esta es una situación que no solamente puede estresar a las madres, dado que la leche materna será su alimento más importante por largo tiempo; sino porque también puede provocar que se sientan rechazadas. No obstante, hay que conocer las razones por las que esto puede suceder antes de apresurarse a sacar conclusiones.

bebé

¿Por qué hay bebés que no quieren tomar seno?

Los motivos varían según la edad de los pequeños y como se ha dado su desarrollo. A veces se encuentran demasiado agitados como para concentrarse en succionar, otra tienen que ver con la utilización previa de biberón o simplemente porque no están siendo correctamente sostenidos. Lo cierto es que hay un sinfín de razones que también pueden darse por parte de las madres; como lo son el flujo inusual de leche, cambios hormonales, estrés o hasta ciertos alimentos de su dieta que afecten la lactancia.

Lo más importante es saber identificar la correcta, para lo cual se puede acudir con un especialista y consultar las opciones que se tienen al respecto. Ese esencial además, saber que no hay que forzar a los pequeños para amamantar.

¿Qué hacer cuando un bebé se niega a tomar pecho?

En general hay alternativas que te serán de gran ayuda para no dejar a tu bebé con hambre. La más conocida es optar por la leche de fórmula, que le puedes dar con un biberón.

Aunque como es bien sabido que la leche materna es bastante preferible, también existe la opción de sustraerla y colocarla en biberones para que le sea más cómodo el tomarla; siempre que no rechace el líquido en si. Las pezoneras son otro artefacto útil a la hora de facilitar la succión directo del seno.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión