Cómo aplicar la maniobra de Heimlich en bebés menores de 1 año

La maniobra de Heimlich es una técnica de primeros auxilios que todo mundo debe conocer, nunca se sabe cuándo estaremos ante una circunstancia de asfixia por atragantamiento. Anteriormente habíamos visto cómo aplicar la maniobra de Heimlich en adultos, en esta ocasión veremos qué hacer cuando un bebé menor de un año tiene una complicación respiratoria por causa de un objeto.

La maniobra de Heimlich en bebés que se están asfixiando es diferente a la de los adultos, tomando en consideración que son más pequeños, con órganos y huesos mucho más frágiles.

maniobra de heimlich tecnica de primeros auxilios

Cuando se trata de bebés es importante notar que este tipo de accidente es evitable, si se toman las precauciones debidas. Ejerce cautela al alimentar al niño, evita darle alimentos sólidos que sean difíciles de masticar.

Además, es imperativo que tomes medidas de seguridad en la casa, saca del alcance del niño cualquier objeto sólido que pueda asfixiarlo si se lo pone en la boca. No olvides: si cabe dentro de cilindro de cartón de papel de inodoro, aléjalo de tu bebé inmediata y permanentemente.

Lo que debes hacer para aplicar la Maniobra de Heimlich:

  1. Pide ayuda. Si estás acompañado, pide a alguien que llame a personal médico. Si estás sola llama una ambulancia, antes de intentar ayudar a la víctima.
  2. Acuesta a la víctima boca arriba sobre una superficie firme.
  3. Abre la boca de la víctima poniendo tu dedo gordo sobre su lengua, y el dedo índice debajo de la barbilla. Si puedes ver el objeto fácilmente, y se ve suelto, extráelo.
  4. Pon tu oído cerca de la boca de la víctima y trata de escuchar si está respirando. Si no respira, cubre los orificios nasales con tus dedos y cubre la boca de la víctima completamente con tu boca. Respira dos veces profundamente, pausando entre respiraciones.
  5. Si el pecho de la víctima no se levanta, intenta respirar dos veces más. Si aún no funciona, las vías respiratorias están bloqueadas. Prepárate para dar golpes en su espalda.
  6. Usando tus muslos de apoyo, agarra al bebé por su mandíbula, de manera que su pecho quede sobre tu antebrazo. La cabeza debe estar más baja que el resto de su cuerpo.
  7. Con la palma de tu mano, dale cinco golpes fuertes en el medio de la espalda.
  8. Manteniendo la cabeza más baja que el resto del cuerpo, coloca la espalda del bebé sobre tu otro brazo.
  9. Coloca dos dedos sobre el esternón del bebé. Presiona cinco veces, asegurándote de no apretar más de una pulgada de profundidad.
  10. Abre la boca del bebé y extrae el objeto sólo si lo puedes ver y está suelto.
  11. Si no puedes extraer el objeto, repite los pasos del 6 – 9.
  12. Repite estos ejercicios hasta que puedas extraer el objeto o llegue ayuda profesional.

Estos son los pasos básicos a seguir, se recomienda acudir con un profesional en primeros auxilios para presencialmente practicar estos pasos y obtener sugerencias adicionales, de esta manera estarás mejor preparado para ayudar en una emergencia de este tipo.

Compartenos tu opinión