¿Es tu hijo adicto a los videojuegos?

Desde que los videojuegos han hecho aparición en nuestra vida cotidiana, los mismos se han convertido en una costumbre para chicos y grandes, que en muchas ocasiones puede rebasar los límites de lo que es apropiado. Los niños por supuesto, no son la excepción y hemos de destacar que a su edad, resulta mucho más factible el dejarse llevar por esta clase de entretenimiento. Si bien no todos los juegos de vídeo son malos y varios de ellos nos pueden resultar útiles y educativos; es importante saber distinguir cuando pasan de ser una manera de diversión a adicción.

adiccion a videojuegos

Si sospechas que alguno de tus hijos lo está llevando demasiado lejos, estos son algunos de los síntomas a los que debes prestar toda tu atención, a fin de poder confirmarlo:

  • Pasa gran parte del día pensando en videojuegos. Esto no solo incluye estar demasiado tiempo pegado a la computadora, frente al televisor o con cualquier dispositivo móvil; sino dedicarle tiempo al tema incluso cuando no está jugando. Por ejemplo; puede dejar de lado sus tareas o actividades cotidianas para buscar estrategias o cualquier clase de información relacionada con sus juegos, y hablar de los mismos excesivamente.
  • Sufre cambios de humor. El pasar de un estado de ánimo neutro a uno demasiado irritado, nervioso, violento o hasta depresivo, es signo de que algo anda mal con su organismo y comportamiento. Las adicciones con frecuencia crean reacciones inestables, de las que uno no es del todo consciente.
  • Le dedica menos tiempo a sus amistades. El dejar de salir a jugar con otros niños o no querer pasar tiempo con la familia, por preferir quedarse en casa a jugar, es otra señal de alerta.
  • Sus calificaciones en la escuela bajan. Es usual que un niño que juega demasiado, deje de apartar tiempo para sus estudios y esto es algo que inmediatamente se verá reflejado en su desempeño.

Compartenos tu opinión