Frutos secos, ¿sobrevalorados?

Últimamente se ha demostrado que los frutos secos como el maní, almendras y nueces sin otros componentes añadidos nos pueden aportar más calcio que la leche de vaca o más antioxidantes que cualquier fruta, si bien todos estos beneficios son esenciales para tener una dieta balanceada, todo en exceso es malo y aquí es donde intervienen esos factores como la “cantidad” al momento de consumirlos.

frutossecos

Te traemos unos consejos si quieres absorber estos beneficios alimentos con moderación y no ganar más de lo que deseas perder:

  • Cantidad: La cantidad es un punto clave para ingerir los frutos secos, ya que si te arriesgas a consumir más que un puñado de estos, estarás consumiendo calorías que tu cuerpo no necesita. Un puñado de frutos secos aporta de 150 a 180 calorías, rango perfecto para una merienda.
  •  Sin colorantes ni sal adicional: Si te encanta consumir el maní que contenga sal o cualquier otra modificación lo estás haciendo de la manera equivocada y es que todo suma siendo el sodio el más perjudicante porque habrá retención de liquido.
  •  Frecuencia: En la variedad está el éxito, si deseas incorporar este tipo de alimentos debes considerar añadirlos en ensaladas o sin acompañantes pero sin excesos ya que puedes llegar a cansarte, no comerlos más y perder sus beneficios.
  •  De buena calidad: Debes escoger los frutos con la mejor calidad del mercado puesto que estos pueden traer a veces hongos o algunas bacterias que pueden perjudicarnos por el mal control de calidad, almacenamiento o condiciones que no sean óptimas para el consumo.

No olvides estos simples tips al nutrirte con los beneficios de los frutos secos pero con mucha moderación para que no pierdas nada y obtengas una ganancia satisfactoria de aceites buenos, hierro y antioxidantes necesarios en nuestra dieta balanceada.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión