FIV versus Inseminación Artificial, ¿cuál es mejor?

Hoy en día, las personas cuentan con la ventaja de los métodos de reproducción asistida; muy útiles cuando una pareja no puede concebir por si sola. Dos de las más conocidos son la inseminación artificial y la FIV, o bien, fertilización in vitro. A pesar de tener cierta semejanza, ambas tienen diferencias importantes que te conviene conocer, antes de decidirte por cualquiera.

vitro

Principales diferencias entre FIV e Inseminación Artificial

  • La inseminación implanta células reproductoras masculinas en el útero de la mujer, mientras que la FIV extrae el óvulo para fecundarlo con el semen en un laboratorio. Una vez fecundado, el mismo se implantará en el útero.
  • De los dos, la FIV es un proceso más complejo de llevar a cabo debido a que gran parte del mismo ocurre en el laboratorio. Esto conlleva a que también tenga un costo más elevado.
  • Así mismo, las posibilidades de éxito de la FIV son mayores que los de la Inseminación Artificial. Aunque siempre hay que considerar que ambos cuentan con un porcentaje de error al concebir.
  • La inseminación artificial va mejor en parejas jóvenes, cuya esterilidad no sobrepasa los tres años, mientras que la FIV es una solución factible para quienes cuentan con un período de infertilidad más largo.
  • La FIV cuenta con información más detallada acerca de la reproducción asistida, ya que evalúa muchos factores entre los cuales se encuentran la calidad de las células reproductores, la estimulación del óvulo y hasta la selección de embriones.

¿Cuál es mejor?

A nivel general y después de ver los detalles anteriores, se puede decir que la FIV es un método más confiable y completo que la inseminación artificial. No por nada suele ser la opción más recurrente de gente que busca un embarazo.

No obstante, eso no significa que esta última no rinda buenos resultados en varios casos.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión