Cómo evitar ser demasiado permisivo con los hijos

Es difícil criar a los hijos, sobretodo cuando no nos damos cuenta de que se toman más libertades de las que en un principio pretendíamos darles. La permisividad es el problema de muchas madres, que no se dan cuenta de que están malcriando a sus pequeños o simplemente, no saben lidiar con la manera en la que ellos reaccionan cuando no se les deja hacer algo. ¿Eres tú una de ellas? ¿Crees que necesitas un consejo para impedir que la situación se salga de control? Si es así, no dejes a poner atención a nuestras recomendaciones siguientes.

permisiva

  • Establece un horario. Las mamás permisivas con frecuencia dejan que sus hijos elijan hora para todo, desde las comidas hasta para irse a dormir. Desde el inicio tienes que poner el control, apegándote a un horario y haciendo que lo cumplan sin importar que. Recuerda que la rutina no simplemente es para aburrirlos, sino para que tengan hábitos saludables.
  • Pierde el miedo a enfrentarte con lo que dirán o pensaran tus hijos. Eres su madre y no su amiga, lo que significa que no puedes quedar bien todo el tiempo con ellos, pero ese es tu trabajo. Si tienes que negarles algo o regañarlos, lo harás. Recuerda que amigos podrán tener muchos en la vida, pero madre hay una sola.
  • No pongas excusas. Es muy común que algunas madres solapen lo que hacen sus pequeños, diciendo cosas como “son solo niños”, “ya aprenderán cuando crezcan”. Si no los corrijes desde temprana edad, no solo te será más complicado hacerlo en el futuro, sino que además estarás permitiendo que se perjudiquen a ellos mismos.
  • Administra mejor tu tiempo. Otro problema de las madres permisivas, es que llegan a ausentarse de casa por el trabajo u otros asuntos. Comparte más con tus hijos y tendrás autoridad sobre ellos.

Compartenos tu opinión