5 formas de estudiar más rápidamente

Si te sientes totalmente abrumado por todo lo que tienes que estudiar para tener las mejores calificaciones en todas las materias que cursas, la solución es aprender a leer más rápido. Esta es una habilidad maravillosa que puede ser difícil de aprender, pero que te ayudará a ahorrar muchísimo tiempo en el futuro para estudiar más rápidamente y aumentar la productividad. Veamos por dónde puedes comenzar.

estudiantes universitarios y examenes de admision

1. Lee sólo la primera oración de un párrafo

Si lo que estás leyendo está escrito por un buen autor, él o ella comenzará cada párrafo con una oración que te explicará de qué se trata lo que hablará a continuación. Leyendo sólo esto, podrás determinar la información que necesitas saber y continuar. Esto es aplicable para lectura de literatura también, aunque en estos casos suele ser preferible leer todo.

2. Lee la última oración de un párrafo

Siguiendo la misma regla que la anterior, la última oración de un párrafo debería contener información clave que necesitas leer en modo de conclusión. Su función básicamente es concluir lo que se está explicando y servir de conexión con el párrafo que viene.

3. Lee frases, no palabras

Una clave para leer rápidamente es pasar los ojos sobre una frase completa sin leer con cuidado cada palabra. Tu cerebro conectará la oración completa de ser necesario.

4. Escribe tus conclusiones al finalizar

Cuando ya hayas logrado leer más rápido entonces comienza a tomar nota de lo que aprendes para que no pierdas las idea que acabas de leer precisamente porque te mueves a una velocidad alta. Puedes usar un cuaderno o escribir con un lápiz en los bordes el libro, si no te incomoda esta idea.

5. Lee con buena postura

Aunque parezca extraño, tener una buena postura te convertirá en un mejor estudiante en general, y logrará que leas más rápido, y esto tiene una explicación simple: si estás sentado derecho no te costará respirar y por lo tanto, el cerebro recibirá el oxigeno que necesita para aprender y pensar todo lo que necesites. Recuerda también, pararte cuando sea necesario, al menos una vez por hora, para estirar las piernas y hacer que mejore la circulación de tu cuerpo.

Compartenos tu opinión