Estos son los problemas más comunes al amamantar

La lactancia es una etapa esencial para cualquier madre con su bebé, ya que va mucho más allá del simple hecho de alimentar a los más pequeños. Existe en ella un vínculo muy importante que ayuda a ambos a sentirse más cerca del otro. Sin embargo esto no quiere decir que esta totalmente exenta de inconvenientes. Hoy te mencionamos los más usuales junto con su solución. ¿Te has visto afectada por alguno de ellos?

amamantar

  1. El bebé se niega a tomar pecho. Se conoce también como “huelga de lactancia” y puede llegar a alarmar a muchas mujeres. Esta no es más que la manera de los pequeños de decir que algo anda mal, ya sea con la forma en que son sostenidos, su propio estado de ánimo o el de la madre. Lo mejor es insistir en ofrecerles el pecho hasta que se sientan cómodos; mejor cuando se están quedando dormidos.
  2. Demasiada leche. El exceso de leche materna es otra situación que no debe preocuparte. Puedes utilizar un extractor para almacenarla y colocar un paño frío en tus senos, si los sientes demasiado hinchados tras amamantar.
  3. Los conductos del seno están obstruidos. Suele pasar cuando la leche no se ha drenado de manera adecuada. Prueba amamantando con el seno obstruido luego de un par de horas y date un masaje circular para evitar la inflamación y estimular la salida de la leche.
  4. Dolor de pezones. Es normal sobretodo cuando das el pecho por primera vez. Revisa bien la posición de tu bebé para asegurarte de que sea la correcta y si la molestia persiste, usa almohadillas de lactancia o coloca unas gotas de tu propia leche materna en torno a los pezones.
  5. Hay una infección en los senos. Generalmente es conocida como mastitis y se puede tratar fácilmente bajo supervisión médica. Debes descansar y relajarte, pues es el estrés es un factor que la desencadena.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión