Estas señales indican que no estás siendo tan buen amo con tu mascota

Nuestras mascotas lo son todo para nosotros, pero a veces no nos damos cuenta del daño que podemos estarles haciendo con algunas actitudes y hasta palabras que les dirigimos. Muchos dueños tóxicos de animales no se percatan de que lo son, sino hasta que sus mascotas enferman o decaen de ánimo, o la stuación se vuelve tan intolerable que incluso se ven obligados a buscarles un nuevo hogar (en el mejor de las casos). ¿Cómo saber si es esto lo que está pasando contigo? Tienes que prestar atención a las siguientes señales.

mascota

  • Tu mascota no tiene horarios establecidos para salir o comer. Eso es porque su horario depende de ti, de tu trabajo y/o tu estilo de vida. Si no puedes darte el lujo de atenderlo a horas específicas, consigue un alimentador automática y busca aunque sea una hora diaria para que jueguen.
  • Siempre lo estás alimentando. No importa que ya se haya comido sus croquetas, basta con que se pare a tu lado en la mesa o cuando estás comiendo cualquier cosa, para que también lo haga. Cuidado, porque le puedes causar sobrepeso.
  • No lo sacas a pasear. En el caso de los perros que necesitan caminar y correr para mantenerse saludables física y mentalmente, negarles su paseo diario puede traer pésimas consecuencias que van desde la obesidad a la depresión, incluso la ansiedad por estar encerrados.
  • Tienes una justificación para su mala conducta. Querer a tu mascota no justifica que le dejes hacer todo lo que quiera. Si de verdad te preocupas por ella, tienes que enseñarle lo que puede y no puede hacer, o podría terminar metiéndote en problemas.
  • Casi nunca le hablas de manera positiva. La palabra que más repites cuando le hablas es “no”. Al igual que los niños, los animales necesitan cariño y un refuerzo positivo para aprender a comportarse.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión