¿Estás saboteando tu vida de alguna de estas maneras?

Ser feliz es parte de llevar una vida saludable, que te permita afrontar mejor los retos del día a día. A menudo cometemos el error de pensar que la felicidad es una meta que debemos conquistar, cuando no es más que el camino por el que deberíamos avanzar a diario. La situación empeora cuando tú misma comienzas a sabotearte sin percatarte de ello, haciéndote más propensa a padecer estrés, ansiedad y otros problemas que te harán sentir muy infeliz con la rutina que estás llevando. ¿Estás cometiendo alguna de las siguientes formas de autosabotaje?

  • Siempre le das más importancia a lo que piensan los demás de ti. La única persona a la que deberías complacer es a ti misma; nunca llenarás las expectativas de los demás, así que no tiene caso que intentes hacerlo. Acéptate y amáte tal cual eres.
  • Tienes un gran rencor que no puedes dejar ir. Contra alguien o algo que crees que nunca te dejarán ser feliz. Eso no es más que una ilusión; guardar resentimiento es darle permiso a una persona o situación de hacer tu vida miserable, ¡no lo permitas!
  • Te aferras demasiado a lo que tienes. Una relación, una amistad o un objeto… las cosas o personas que te causan dependencia condicionan tu bienestar emocional. No deberías depender absolutamente de nadie ni de nada para ser feliz, así que no te dejes engañar por lo contrario.
  • Siempre estás viendo el vaso medio vacío. La negatividad es una amenaza para tu salud, tanto física como mental o emocional. No es tonto buscar el lado positivo de las cosas, incluso en los momentos difíciles. Al contrario, te darás cuenta de que cuentas con más posibilidades de las que crees.
  • Sigues tu deber y no tu pasión. Arriésgate a hacer lo que te gusta, no te niegues el chance de ser feliz.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión