¿Es bueno dejar que los niños se chupen el dedo?

Mucho se ha dicho acerca de si dejar que los niños se chupen el dedo después de cumplir el año, que si es un mal hábito, que si les deforma los dientes, que si lo pueden hacer por algún evento traumático… sin embargo, un reciente estudio que ha sido publicado por el U.S. Journal Pediatrics, podría indicar que después de todo, esto es algo bueno en el desarrollo de los pequeños. Te vas a sorprender cuando leas porque.

Esta investigación hecha sobre un grupo de mil niños neozelandeses, indica que el simple hecho de chuparse el dedo, puede prevenir futuras alergias gracias a la exposición del sistema inmunológico con ciertos gérmenes y bacterias. El temor de tantas madres puede ser, en realidad, algo muy beneficioso contra las enfermedades. Esto también los vuelve menos sensibles al polvo, a los ácaros o al pelo de las mascotas.

A esta conclusión llegaron los investigadores, luego de aplicar pruebas de punción cutánea  a todos los niños, a fin de determinar su hipersensibilidad. Sorpresivamente, un 49% de los que no se chupaban el dedo tuvieron reacciones alérgicas, aunque fuesen mínimas.

En cambio, el 31% de los que sí lo hacían mostraron una propensión menor a experimentar algún efecto como este.

Entonces ¿es esto razón suficiente para permitir que los pequeños lo hagan? Según Malcolm Sears, uno de los especialistas a cargo de la investigación, tampoco hay porque bajar la guardia por completo. Estas evidencias no son totalmente contundentes y algo que sí es cierto, es que permitir el hábito en exceso puede deformar los dientes y el paladar.

Así que, si notas que tu hijo lo hace de vez en cuando, no tienes porque alarmarte. Pero si está comenzando a volverse un reflejo obsesivo, entonces conviene buscar ayuda profesional para que poco a poco lo vaya dejando.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión