4 cosas que no debes hacer cuando depilas tus cejas

La depilación de cejas es un paso importante para tener una mirada bien definida. Sin embargo aunque parece sencillo, muchas mujeres tienden a cometer errores que hacen que el pequeño sacrificio no valga la pena y el resultado, pueda ser desastroso. En el artículo de hoy te hablamos acerca de las cuatro equivocaciones más comunes en este aspecto, a fin de que puedas evitar cada uno de ellos. ¡Toma nota y cuida de no cometerlos durante tu rutina de belleza!

cejas

  • Depilar sin delimitar la forma de la ceja. Esto es importante para no quitar vello de más o no retirar el suficiente. Lo mejor que puedes hacer es trazar con un delineador blanco lo que sería la forma más adecuada para ambas cejas y usar esa línea como guía para no pasarte. Al terminar puedes retirar los trazos con desmaquillante.
  • No limpiar las pinzas. Aunque no lo creas es algo que casi siempre se pasa por alto. La zona de los párpados y bajo la ceja también tiende a acumular grasa y suciedad del día a día, incluso cuando no se nota tanto como en otras zonas del rostro. Por eso es importante que siempre limpies tus pinzas con un poco de alcohol, a fin de evitar acumular bacterias.
  • Depilar demasiado debajo del arco. Un arco muy pronunciado no se ve natural y resulta anticuado. La finalidad de lucir unas cejas despejadas y naturales, solo se consigue retirando el exceso de vello sin ir más allá. Además, recuerda que hoy en día se llevan más las cejas tupidas pero con una forma bonita. No rebases los límites a la hora de embellecerte.
  • Enfocarse solamente en la parte inferior. En ocasiones, la parte superior también necesita depilarse si hay demasiado vello. Debes hacerlo con cuidado y siempre respetando la forma de la ceja. Si consideras que basta con recortar los vellos que han crecido demasiado, puedes usar unas tijeras pequeñas y hacerlo para que tus cejas no queden demasiado delgadas.

Compartenos tu opinión