Enséñale a tu hijo a reconocer a un bully

A pesar de lo que generalmente se ha visto en muchas escuelas, debes saber que no siempre es fácil reconocer a un agresor escolar, ya que no todos los bullies son el típico niño agresivo que se contenta con pegarle a los demás. En realidad pueden tener perfiles variados y recurrir a diversas formas de intimidación. Algunos incluso se pueden hacer pasar por amigos de tus hijos o comportarse de tal manera, que uno ni siquiera sospecharía de ellos. Es por eso que algo muy recomendable, es enseñar a tu hijo a prestarle atención a las siguientes señales para que los pueda reconocer en su entorno.

bully

  • Dificultad para canalizar las emociones. El bully típico tiene arranques de ira de la nada y actúa de manera agresiva, probablemente por provenir de un ambiente con problemas.
  • Necesidad de manipular a los demás. Hay niños que son tan buenos como los adultos a la hora de conseguir que los demás hagan lo que ellos quieren, sin importarles chantajear o mentir.
  • Problemas con la autoridad. No pueden aceptar las reglas o a las figuras de autoridad, ya sea en la escuela o en el hogar. Y si no les importa meterse con un adulto, tampoco les importará hacerlo con los niños.
  • Sentimiento de superioridad. Los niños que intimidan a los demás suelen compartir también cierto complejo de sentirse superiores y de creer que las reglas no van con ellos, ya sea porque provengan de una familia importante o porque sean mejores en determinadas habilidades.
  • Fingen demasiado bien. Cuando uno de los compañeritos o amigos de tu hijo elogia exageradamente a los adultos o tiene modales muy pulcros, tampoco hay que dejarse llevar por las apariencias. Algunos chicos se portan así para que no sospechen de su verdadera personalidad.

¿Sabías tú acerca de todas estas señales?

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión