Efectos tóxicos de usar talco para cambiar a tu bebé

El talco ha sido desde siempre un elemento esencial cuando de cambiar a los bebés se trata, a tal grado que muchas madres no pueden concebir tal momento sin él. Sin embargo, un producto que parece tan inofensivo en realidad es poco recomendable para cuidar de la delicada piel de los más pequeños. Especialmente al estar con su zona íntima tan expuesta. Es por esta razón que muchas mujeres ya están prescindiendo de él.

¿Qué tiene de malo el talco?

Basta con echar un vistazo a la etiqueta de este producto para encontrar un sinfín de perfumes y otros compuestos, que si lo piensas bien, no pueden ser recomendables para la piel de nadie. Las fragancias no solo pueden obstruir los poros y causar irritación, sino que de acuerdo con estudio recientes, también son potencialmente cancerígenas.

La misma Sociedad Americana del Cáncer ha colocado una advertencia en su sitio web, en donde advierte sobre el talco que se coloca sobre el asbesto. Cuando dicho material se inhala, la posibilidad de desarrollar células cancerígenas es sumamente alta.

Esta clase de talco se relaciona muy especialmente con el cáncer de ovario. Ahora piénsalo: cada vez que cambias a tu bebé, el mismo hace contacto con sus partes íntimas. Cuando crezca, siempre existe el riesgo de obtener un diágnostico tan fatídico como este, que si no amenaza su vida, si puede ser un obstáculo para su reproducción.

Entonces, ¿qué usar en vez de talco?

Aun así no vamos a negar que es muy necesario algún producto para eliminar los malos olores, cuando cambiamos pañales. Por fortuna, hoy hay un montón de buenas alternativas naturales.

Las toallitas húmedas sin perfume o el óleo calcáreo, son geniales para mantener a tu bebé limpio y sin malos aromas. Y si no, lavarlo con un poco de agua y jabón neutro bastará.

Compartenos tu opinión