Impacto de los deportes y hobbies en el costo del seguro de vida

Mucha gente podría creer que los deportes y aficiones no tienen nada que ver con el costo total de un seguro de vida, sin embargo se equivocan, ya que las compañías a menudo analizan todos los detalles de sus potenciales clientes, sobretodo lo que es denominado factores de riesgo.

¿Qué es un factor de riesgo?

Es cualquier cosa que pueda aumentar las probabilidades del pago de una póliza.  Esto incluye factores obvios como los problemas de salud, presión arterial alta, diabetes, tabaquismo, obesidad, o un historial de enfermedades del corazón. Pero también incluye los hábitos personales, deportes y pasatiempos.

¿Por qué los deportes y hobbies son considerados en un seguro de vida?

Porque no todos los deportes y hobbies son iguales, ya que poseen diferentes riesgos para la vida del ser humano. No es lo mismo ser aficionado al running que al paracaidismo, ya que el segundo término implica un porcentaje mayor de sufrir probablemente algún tipo de accidente.

Recuerda que el seguro de vida trabaja en la hipótesis de que vas a vivir un cierto número de años, y en el proceso vas a estar contribuyendo – a través de tus primas- a la cobertura del mismo riesgo. Si usted fallece antes de tiempo, la empresa pierde ese flujo de caja, por lo tanto tiene una pérdida que debe cubrir en su balance.

¿Qué deportes y hobbies pueden ser considerados de alto riesgo?

Algunas de las posibilidades incluyen:

  • Paracaidismo
  • Buceo
  • Globos aerostáticos
  • Escalada
  • Puenting
  • Las carreras de coches
  • Carreras de bicicleta
  • Surf
  • Rafting
  • Volar un avión privado
  • Alpinismo
  • Esquí

ejercitarse para mejorar la salud y adelgazar

¿Es posible mentir en la contratación del seguro de vida para evitar el sobrecosto?

En realidad,  la compañía de seguros de vida llevará a cabo una investigación de tus antecedentes y tu estilo de vida. Además comprobarán tu historial médico y si se indica que has sido tratado por lesiones resultantes de la participación en una actividad peligrosa, se encenderán las alarmas para detener el proceso. Si, por ejemplo, existe un patrón de lesiones se le pedirán mayores detalles, e inclusive puede ser una razón del rechazo de la solicitud.

El segundo riesgo es aún más significativo. Recuerde que los seguros de vida contienen un período de impugnabilidad, o sea, que en los dos primeros años que una póliza esté en vigor, la empresa puede negarse a pagar las prestaciones en base a una omisión material en su aplicación. Por ejemplo, si usted toma un seguro de vida y muere en un accidente de paracaidismo a 18 meses de haber contratado el mismo, la compañía de seguros de vida puede impugnar la solicitud y denegar el pago de la indemnización.

Nunca olvides que el secreto de toda póliza radica en las cláusulas, en la letra chica del contrato.

Compartenos tu opinión