Cómo dar primeros auxilios en caso de accidentes

Lamentablemente los accidentes están a la orden del día, es por ello que hay ciertas nociones básicas que debemos tener en cuenta para enfrentarnos a los primeros momentos en los que suceden, mientras esperamos que el médico o la ambulancia aparezcan.

De todos modos, si hay una norma básica y general de los primeros auxilios, esa es mantener la calma y no dejarse arrastrar por el pánico. Si somos nosotros los accidentados razón demás para mantenernos tranquilos y si es cualquier otra persona se debe mantener la calma por ella y sobre todo, en especial en heridas de mal aspecto, no mostrarse nervioso ni dejar que vea la herida.

remedios rapidos y caseros para dar primeros auxilios

A continuación te presentamos algunos remedios rápidos y preventivos para esos momentos difíciles como son las ampollas, astillas, calambres, contusiones, dislocaciones, distenciones, fiebre, fracturas, hemorragias, quemaduras y torceduras.

11 accidentes más comunes y sus respectivos primeros auxilios

Ampollas

Son bolsas de agua que se forman en la superficie de la piel por un roce excesivo. Pueden incluso formarse de sangre, cuando existe ruptura de las capas interiores de la piel.

Primeros auxilios:

  • Cuando es pequeña, es fundamental respetar la ampolla y por lo tanto procurar no reventarla protegiéndola con una gasa esterilizada y permitiendo que se cure sola.
  • Cuando es grande o muy dolorosa, debe punzarse. Para ello es imprescindible desinfectarla primero con unas gotitas de yodo, después con un alfiler desinfectado también con yodo, realizar unas pequeñas punciones y presionar ligeramente para que evacue el agua. Después proteger la zona con una gasa esterilizada.
  • Cuando ha reventado, es dolorosa y tiene muy mal aspecto. Lo primero es desinfectarla con yodo, protegerla con una gasa esterilizada y acudir rápidamente al médico.

Astillas

Son los restos de madera, metal, vidrio o de cualquier tipo de objeto que al romper se nos incrustan en la piel.

Primeros auxilios:

  • Cuando es un trozo pequeño, debemos hacer que salga por donde entró. Para ello, primero desinfecta la zona afectada y después con unas pinzas, también esterilizadas con alcohol o yodo, intenta retirarlo con mucho cuidado.
  • Cuando es grande es conveniente no realizar nada. Acudir inmediatamente al médico.

Calambres

Son contracciones involuntarias de algún músculo y pueden llegar a ser muy dolorosas, llegando incluso a impedirnos la movilidad de la zona afectada.

Primeros auxilios:

  • Intentar relajarse y poner una toalla empapada en agua templada en la zona afectada.
  • Los producidos por exceso de calor tienen como causa la deshidratación y pérdida de sales, por lo que es también conveniente beber agua con sal a sorbitos muy pequeños.

Contusión

Se producen por efecto de un golpe que no provoque ningún daño externo. Son los tradicionales hematomas o moratones.

Primeros auxilios:

  • El dolor se combate aplicando toallas o paños empapados en agua fría o incluso enrollando cubitos de hielo.
  • Se debe de monitorear los colores que adopta la piel, si se observa que el moretón va extendiéndose acudir con un médico.

Dislocaciones

Se producen por golpes o caídas y son la salida de un hueso del lugar donde le corresponde estar encajado.

Primeros auxilios:

Mientras se espera la llegada del médico o ambulancia, se debe acostar al paciente y mantener una temperatura cálida para evitar los efectos de un posible shock por el dolor y el trauma de la situación. Acomodar el miembro afectado en almohadillas improvisadas como un jersey o una manta. Por último aplicar con sumo cuidado paños muy fríos sobre la zona afectada para aliviar el dolor y controlar la inflamación.

Distensión

Se producen debido a un estiramiento violento de un músculo o tendón.

Primeros auxilios:

Para aliviar el dolor mientras se acude al médico, utilizar paños o toallas empapadas en agua caliente.

Fiebre

Se produce por diversas causas y provoca un aumento de la temperatura corporal, que puede llegar a ser muy peligroso.

Primeros auxilios:

  • Cuando la fiebre no es demasiado alta, es conveniente empapar la frente con paños o toallas de agua fría. El paciente no debe estar demasiado abrigado y debe poder respirar aire fresco.
  • Cuando la temperatura es elevada, en riesgo de shock, hay que llamar al médico inmediatamente. Mientras esperamos a que llegue, lo más conveniente es vaciar cubitos de hielo en la bañera y mezclarlos con agua muy fría. Aunque sea desagradable, puede salvarle la vida.

Fracturas

Son la ruptura de uno o varios huesos.

Primeros auxilios:

  • Es imprescindible la inmovilización inmediata del paciente y la zona afectada.
  • Lo mejor en estos casos es no hacer nada y esperar que llegue el médico o la ambulancia.

Hemorragias

Son la salida de sangre a través de una ruptura en arterias, venas o la piel.

Primeros auxilios:

  • Cuando es interna, es absolutamente necesario acudir al médico. Mientras, debemos hidratarnos constantemente.
  • Cuando es externa debemos parar la hemorragia con vendajes, torniquetes o si nos es imposible cualquiera de estas dos últimas opciones, utilizando nuestros dedos o manos. Determinaremos la necesidad de acudir al médico en función de la gravedad.

Quemaduras

Se producen debido a un calentamiento extremo de la piel. Existen varios tipos:

  1. a) Quemaduras de primer grado: la piel presenta un color rojo, pero sin herida.
  2. b) Quemaduras de segundo grado: se forman ampollas en la piel.
  3. c) Quemaduras de tercer grado: cuando la piel presenta un aspecto ennegrecido.

Primeros auxilios:

  • Para las primeras, aplicar una pasta de agua y bicarbonato sódico y tapar la herida con una compresa esterilizada.
  • Para las segundas, aliviar el dolor aplicando aceite de oliva, y acudir inmediatamente al médico.
  • Para las terceras, acudir inmediatamente al médico.

Torceduras

Son lesiones articulares, típicas de muñecas y tobillos.

Primeros auxilios:

Se debe inmovilizar la zona afectada y acudir al médico. También será muy útil aplicar bolsas de cubitos de hielo en el miembro afectado.

Ahora ya sabes qué hacer ante este tipo de accidentes, toma nota por si en algún momento lo necesitas y no olvides compartir el tip con tus amigos para que ellos también estén informados de que hacer en estos casos, recuerda que es importante estar prevenidos ante accidentes.

Compartenos tu opinión