Consejos para ahorrar en tus desplazamientos

La crisis económica ha afectado a prácticamente todo los ámbitos de nuestra vida, pero hay productos que se han visto más perjudicados, principalmente los que se llaman de primera necesidad, ya que son imprescindibles en el día.

El transporte es uno de esos servicios que se ha encarecido, tanto el servicio público como el combustible que usamos los particulares. En las grandes ciudades las posibilidades de desplazamiento son muchas y la gente puede decidir qué medio utilizar según sus necesidades. Bien es cierto que las distancias en este tipo de ciudades es mucho mayor.

Ahorrar en tus desplazamientos

Por el contrario, en los pueblos y ciudades pequeñas los servicios de transportes son más reducidos tanto en cantidad como en horarios, y eso conlleva a que el desplazamiento en coche o en motocicleta sea prácticamente indispensable.

También existen otras opciones como el alquiler de un vehículo por temporadas (ver aquí) o el carpooling, que consiste en compartir vehículo con personas que van hacia el mismo destino y compartir también los gastos del desplazamientos

En estos casos, podemos utilizar algunos trucos para ahorrar dinero en nuestros desplazamientos:

1) Utilizar marchas largas. La primera marcha solo deberíamos usarla para que el coche empiece a andar. Las marchas largas, siempre que las revoluciones sean las adecuadas según nuestro coche, son la base de una reducción en el consumo de carburante.

2) Guardar la distancia correcta: Para evitar frenazos y acelerones, con los que se desperdicia mucha cantidad de combustible, es aconsejable guardar una distancia con el coche que nos precede de entre 100 y 200 metros.

3) La conducción debe ser lo más uniforme posible. Hay que evitar los frenazos bruscos y los acelerones, porque la cantidad de combustible que se necesita para llevarlos a cabo es mucho mayor que para una conducción “normal”.

4) Mantén las ventanillas del coche subidas. Si quieres ahorrar combustible, no conduzcas con las ventanillas del coche bajadas constantemente, ya que el aire que entra supone una resistencia para su desplazamiento y, como consecuencia, el vehículo necesitará más carburante para hacer frente a esa resistencia.

5) Si vas a hacer una parada de más de un minuto, es aconsejable que apagues el motor. Ya hay vehículos que se apagan de forma automática cuando el coche no está en movimiento, incluso en paradas cortas como las de un semáforo. Y el principal objetivo de esto es el ahorro de combustible.

6) Para reducir la velocidad se recomienda utilizar el freno del motor. Para ahorrar combustible lo más aconsejable es que utilicemos los cambios de marcha lo menos posible. Es decir, en vez de ir frenando con el pie y reduciendo marchas, lo mejor es dejar que el coche vaya frenándose solo (si no aceleras el vehículo reduce poco a poco su velocidad) y poner punto muerto una vez el coche se haya detenido.

1 persona ha comentado este artículo ¿tu que opinas?

  1. Mauricio
    5 mayo, 2014 at 7:37 pm #

    Con lo mucho que esta subiendo la gasolina en México estos consejos me serán muy utiles. Gracias.

Compartenos tu opinión