Como reducir el riesgo de muerte súbita en los bebés

El síndrome de muerte súbita del lactante, es uno de los mayores temores de muchas madres a la hora de dejar a sus pequeños en la cuna. Esta situación puede darse a causa de elementos tan simples como las sábanas o las almohadas, con las que sin querer, los pequeños pueden llegar a ahorcarse o asfixiarse, si no se presta la suficiente atención a como están acomodados. Además, otro factor que influyen es la postura en la que duermen, por lo que es muy importante asegurarte de colocar bien a tu bebé en su cuna cuando se vaya a dormir.

riesgo

Antes de que cunda el pánico, hay consejos muy sencillos que puedes aplicar para evitar una tragedia. Gracias a ellos, las posibilidades de muerte súbita en los lactantes se redujeron hasta en más del 50%, en la década de los 90. Y siguen dando resultado:

  • Pon siempre a tu bebé boca arriba y revisa que el colchón esté bien firme. No debes dejar que duerma boca abajo.
  • La ropa de cama que pongas en la cuna, así como los peluches, almohadones y otros accesorios, no deben ser blandos en exceso.
  • Aseguráte de que la sábana que pongas sobre el colchón esté bien ajustada.
  • Los móviles y los mosquiteros no son recomendables, por más que pienses que son necesarios. La cuna siempre debería estar despejada.
  • El aire que el pequeño respira debe estar limpio, libre de contaminación, humo de fumador o fragancias invasivas.
  • Y lo más importante, es que jamás debes dormir con él. Puedes tenerlo en tu habitación si te inquieta dejarlo solo por las noches, pero es indispensable que siempre permanezca en su cuna.

A pesar de que parezca algo tierno, los bebés que duermen en la cama de sus padres tienen más probabilidades de morir a causa de este síndrome.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión