Cómo prevenir las infecciones de piercings

Después de ponerse un piercing siempre existe el riesgo y el temor de incurrir en alguna infección. Una perforación es la inclusión de la joyería en una abertura hecha en el oído, la nariz, las cejas, los labios, lengua u otras partes del cuerpo, por lo general sin anestesia.

Cualquier tipo de perforación tiene un riesgo de complicaciones, incluyendo: reacciones alérgicas.

Piercing en la lengua puede romper los dientes o dañar las encías. El hinchazón de la lengua, inmediatamente después de la perforación, puede interferir con la masticación y la deglución y, a veces incluso con la respiración.

Cómo prevenir las infecciones de piercings

Una infección de la piel, puede causar enrojecimiento, dolor, hinchazón o incluso pus. La perforación implica cicatrices en las zonas en relieve, causadas por un crecimiento excesivo de tejido cicatricial, así como enfermedades de transmisión sanguínea.

Si el material utilizado para hacer la perforación está contaminada con sangre infectada, puede contraer varias enfermedades transmitidas por la sangre, tales como hepatitis B, hepatitis C, el tétanos y el VIH. Se pueden necesitar medicamentos u otros tratamientos si se desarrollan reacciones alérgicas, infecciones u otros problemas. En los pasos siguientes se muestra cómo prevenir las infecciones de piercings.

  • Si se puso un piercing, y el área afectado está rojo y adolorido. Usted no debe tocarlo y es importante que la ropa no entre en contacto con la perforación (puede crear fácilmente una infección). Apenas llegue a su casa se debe desinfectar con peróxido de hidrógeno (debe desinfectarse por lo menos 3 veces al día durante la primera semana).
  • Todas las mañanas se debe desinfectar bien la perforación con agua oxigenada. Lo mismo se debe hacer en la noche, antes de ir a la cama. Evite las perforaciones de níquel, podría traer alergia. Cada vez que se haga una nueva perforación, usted debe desinfectar con cuidado.
  • Asegúrese de que el perforador utiliza una máquina de esterilización caliente, para destruir todos los virus del equipo después de cada perforación. Las herramientas y los suministros que no pueden ser esterilizados incluyendo: bolígrafos cajones, mesas deben desinfectarse con un desinfectante o blanqueador después de cada uso.
  • Limpie la perforación con enjuague bucal oral. Si lo hiciste en la lengua, los labios o las mejillas, enjuague con un enjuague bucal antiséptico después de cada comida y antes de ir a la cama. Después de hacer la perforación, utilice un nuevo cepillo de cerdas suaves, para evitar introducir bacterias en la boca. Evite ir a la piscina, lago o el mar, mientras que la perforación está sanando. La mayoría de los piercings se curan en unas seis semanas, pero algunos pueden tardar varios meses o más. Si usted piensa que su perforación puede estar infectado o no ha habido una curación perfecta, póngase en contacto con su médico: tratamiento oportuno puede ayudar a prevenir las complicaciones potencialmente graves. No utilizar vasos, platos y cubiertos de otras personas. Reducir o incluso dejar de fumar es muy recomendable. Fumar aumenta el riesgo de curación. Evitare el exceso de drogas de cualquier tipo. Evite grandes cantidades de cafeína y las bebidas alcohólicas (entre las bebidas alcohólicas están incluidas cervezas, vinos y licores).  Evite la ingestión de comida y bebida demasiado caliente, picante o demasiado salado o ácido, por unos días.

Compartenos tu opinión