Como preparar leche de almendras en casa

Cada vez son más las personas que optan por las leches vegetales, ya sea porque descubren que son intolerantes a la lactosa o porque se han enterado de los beneficios de esta alternativa. Una de las más populares es la leche de almendras, la cual tiene un sabor delicioso, muchas propiedades benéficas y por si fuera poco, también es más saludable que la leche de vaca. El único inconveniente es que también es más costosa. Por eso, si tú quieres probarla pero no puedes permitirte gastar de más, te conviene leer nuestro artículo de hoy para aprender a prepararla económicamente.

almendras

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

  • 1 taza de almendras
  • 2 o 3 tazas de agua (depende de lo espesa que quieras la leche)
  • Un tazón de agua extra

También te hará falta una licuadora o procesador de alimentos, un colador y algo para filtrar el agua.

  1. El primer paso es dejar las almendras remojando toda la noche dentro del tazón con agua. Puedes meterlas al refrigerador.
  2. A la mañana siguiente estarán blanditas para procesarse. Enjuagálas, escúrrelas y mételas en la licuadora junto con las tazas de agua.
  3. Bátelo todo a velocidad media, increméntandola de a poco, hasta que las almendras queden perfectamente diluidas en el agua. Debes obtener una mezcla blanca y espumosa.
  4. El último paso es colar esta leche con ayuda del lienzo y el colador, para eliminar cualquier partícula no triturada de almendras que aún se encuentre en la bebida.

Guarda tu leche de almendras en un frasco o recipiente de vidrio dentro del refrigerador, para que se conserve mejor. Si te quedaron sobrantes de almendras de la filtración, puedes usarlas perfectamente como si fueran harina vegetal para preparar galletas, hotcakes y otros alimentos por el estilo, que te quedarán mucho más sanos con este elemento tan nutritivo.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión