Cómo optimizar el uso e instalación de un aire acondicionado

En épocas de calor extremo, los aparatos de aire acondicionado juegan un papel importante en el bienestar de nuestro día a día. El conocimiento de los conceptos básicos sobre aire acondicionado nos pueden permitir un mayor ahorro energético y un mejor funcionamiento para bajar ambientes de calor.

La forma de instalación o simplemente el uso correcto de los elementos cercanos y que afecten directamente al uso y eficiencia del aparato de aire acondicionado.

En este artículo vamos a dar algunos consejos y nociones básicas para la optimización de uso del aire acondicionado, ya sea en nuestro hogar o bien en nuestro lugar de trabajo, aunque siempre para casos específicos se puede consultar con un técnico de aire acondicionado:

  • En primer lugar, deberemos de tener en cuenta el tamaño del lugar a climatizar, puesto que estancias más grandes requerirán de aparatos de aire acondicionado de más potencia o de más número de máquinas de aire acondicionado.
  • El lugar de colocación del aire acondicionado es muy importante para un mejor funcionamiento. Por ejemplo, el aparato de aire acondicionado debe de estar colocado lejos de elementos que puedan producir calor, ya que interferirán en la toma de temperatura real. Además, debe contar con una buena extracción exterior, en un lugar preferiblemente donde no incida directamente el sol o donde haya una mejor ventilación.
  • Aislamiento térmico. Cuando utilizamos aire acondicionado, debemos asegurarnos de un correcto aislamiento térmico de la zona. Por ejemplo, utilización de ventanas de doble cristal, cerrar bien las puertas, evitar o corregir ranuras por donde puede entrar calor, etc..
  • Controlar muy bien la temperatura de acción del aire acondicionado según las necesidades, para que puedas tener una referencia de ahorro, cada grado que bajamos de temperatura en nuestra habitación supone un aumento de consumo de en torno al 5-10%.
  • Evitar conectar el aire acondicionado cuando no necesitemos climatizar la zona debido a que no nos encontremos presentes o debido a que la temperatura normal resulta agradable (por debajo de los 25 grados). Si vamos a dormir, podemos apagar el aire acondicionado un poco antes puesto que la temperatura se suele mantener estable por inercia después de climatizar.
  • Controlar la humedad de la zona, en torno a un 50% por humedad, en casos de humedad extrema, la sensación térmica puede que no sea agradable aun usando aire acondicionado en una temperatura teóricamente buena.
  • Existen aparatos de aire acondicionado con tecnologías de uso eficientes como por ejemplo la tecnología inverter, lo cual supone una medida de ahorro importante con respecto a aquellos aires acondicionados que no la tienen.

Compartenos tu opinión