¿Cómo manejar las amistades en el trabajo?

Siempre se ha llevado con cierto escepticismo eso de mantener relaciones personales de amistad a la vez que relaciones laborales, en gran parte, para evitar que los problemas que puedan surgir dentro del ámbito laboral puedan afectar en cierto modo a la relación personal.

manejar amistad en el trabajo

Somos humanos, no robots

Es inevitable establecer relaciones personales dentro del ámbito laboral, es completamente natural, por mucho que queramos tener cierta distancia dentro del trabajo con nuestros compañeros. Al final, evitar las relaciones personales puede afectar directamente al rendimiento laboral del conjunto, causando problemas psicológicos.

La comunicación, la confianza y la buena actitud son esenciales en la búsqueda del éxito de una empresa, por lo tanto, deberemos rendirnos ante la evidencia.

De hecho, el trabajo es el segundo lugar, por debajo de los estudios, en el cual se crean las mejores amistades según los estudios, por lo tanto, no debemos de tener miedo a estrechar lazos dentro del trabajo.

¿Cuáles son las actitudes correctas en las relaciones laborales?

Evitar ser competitivo: Los reconocimientos y ascensos deben de llegar de forma natural por la importancia de nuestro trabajo, sin mirar al compañero de al lado. No debemos culpar a este de nuestras desgracias laborales, simplemente debemos de ser autocríticos.

Estrechar los lazos fuera del trabajo: Realizar actividades fuera del trabajo o el simple hecho de ir a cenar juntos, fortalece los lazos emocionales dentro de la empresa, mejora el ambiente y mejora el rendimiento de la empresa.

Mostrar una actitud solidaria: Ayudar en la medida de lo posible al compañero puede ser una acción con efecto recíproco en el futuro, además de una acción positiva para el equipo de trabajo en general. Complementar conocimientos y aptitudes es una gran idea.

Buscar acercar puntos de vista similares: No debemos de encerrarnos en nuestros ideales dentro del trabajo. Hay que dar la oportunidad y confiar a otras ideas o puntos de vista. Encerrarnos en nuestra visión de las cosas nos puede aislar dentro del trabajo.

Compromiso: La amistad en el trabajo debe de implicar un mayor compromiso a la hora de trabajar para un fin común. La confianza no debe de relajar nuestras ganas de trabajar y de aportar cosas a la empresa, debemos de mantener el espíritu de mejora y esfuerzo diario.

Hay que saber diferenciar los problemas laborales de los problemas personales, sin que uno de estos afecte al otro. Por ello debemos de pararnos a pensar antes de dirigirnos en un ambiente de nerviosismo a un compañero que sea amigo, ya que hay “formas y formas” de expresar disconformidades y sugerencias. En saber elegir las mejores formas de dirigirnos hacia los compañeros de trabajo se encuentra la base de la amistad dentro del trabajo.

Psicologos en Granada | Perfil Google Plus

2 personas han comentado este articulo ¿tu que opinas?

  1. Juan Zapata
    16 mayo, 2014 at 12:14 pm #

    Nadie ha dicho que tener amistades en el trabajo sea malo, ni mucho menos. Antes, es mucho mejor mantener a los trabajadores unidos, y con una mentalidad en común, para llegar a una meta en concreto, a través de la mejora general.

    Lo cierto es que hay que saber hasta que punto la amistad puede ser un beneficio, o por otro lado una desventaja. Con esto me refiero a que hay que conocer los limites, por ejemplo cuando hablamos de la relación jefe/empleado, o de esta clase.

    • 21 mayo, 2014 at 1:12 am #

      El problema es cuando esas amistades aprovechan para casi casi hacer que tu trabajes por ellos, si no hay cooperación muchas veces en lugar de tener una bonita amistad termina echandose a perder. Pasa muy seguido.

      Como bien dices, lo mejor es tener un equilibrio.

Compartenos tu opinión