Como hacer tu propia mascarilla peel-off en casa

Retirar las impurezas que llegan a acumularse en nuestro cutis es vital para lucir un rostro más limpio y saludable, pero la mayoría de ellas se quedan tan incrustadas, que se vuelve practicamente imposible limpiarlas efectivamente. Muchas de ellas, además, son causadas por agentes imperceptibles como el smog y la exposición solar, que dejan varias células muertas en la piel. Para deshacerte de esto no es necesario acudir a tratamientos y productos costosos. Tú misma puedes preparar tu propia mascarilla peel-off en casa, con ingredientes muy económicos y seguros para tu cara.

mascarilla

Esto es todo lo que vas a necesitar:

  • 3 cucharadas de leche
  • 1 cucharada de gelatina sin sabor
  • Aceite de té de árbol
  1. Lo primero que hay que hacer, es mezclar la leche con la gelatina en un recipiente, hasta que se forme una mezcla perfecta.
  2. Métela a calentar en el microondas no más de diez segundos y cuando la saques, añade un par de gotas de aceite.
  3. Mezcla nuevamente y estará lista para usar.

Aplica toda la mascarilla en la cara de manera uniforme, utilizando un pincel debidamente limpio. Antes de esto, tendrás que haberte lavado la cara con un jabón indicado para tu tipo de cutis, además de haberla secado perfectamente.

Aguarda a que la mascarilla se seque por completo y notarás que ha quedado una película transparente encima de tu cara, la cual vas a retirar con extremo cuidado. Cuando la despegues, podrás ver como todas las impurezas se han quedado pegadas allí; especialmente las de la zona T. Lo único que tienes que hacer para terminar, es aplicarte un tónico o crema hidratante que deje tu piel suave.

Puedes usar esta mascarilla una o dos veces a la semana. Para notar resultados, extiende su uso unas cuantas semanas y quedarás complacida con los resultados que obtengas.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión