¿Cómo disciplinar a tu hijo sin necesidad de castigos?

Enseñar a los niños como deben comportarse puede ser una tarea muy difícil, en especial si ellos se resisten. Muchos padres no quieren quedar como los malos del cuento y huyen de los castigos, mientras que otros piensan que son la única manera de enseñarles a ser buenos. La verdad es que no siempre necesitas de maneras extremas para disciplinar a tu pequeño, siempre y cuando sepas seguir los pasos a continuación.

hijo

  1. Conserva la calma. El peor ejemplo que puedes dar es ponerte a gritar o hacer un berrinche también, porque eso solo empeorará las cosas. No importa que pase o donde te encuentres, piensa con la cabeza fría y no te dejes llevar por la mala actitud del niño, o podrías hacer algo que en verdad no quieres hacer.
  2. Trata de entender porque tu hijo se porta mal. Los niños llaman la atención gritando o llorando, porque a veces intentan expresar un sentimiento negativo, como el enojo o la tristeza y no saben como canalizarlo. Ponerte en sus zapatos por un momento puede ayudarte a entender mejor la situación.
  3. No confudas la amabilidad con ceder siempre. Un padre o una madre pueden ser amables con sus hijos sin necesidad de tener que consentirles siempre en todo. La clave está en distinguir muy bien lo que necesita y lo que no, para no caigas en chantajes ni acostumbres al tuyo a recibir todo lo que pida.
  4. Explícale a tu hijo porque no siempre puede tener lo que pide. Los niños deben saber desde pequeños el valor del trabajo y el esfuerzo, y que todos los actos tienen consecuencias de las que hay que hacere responsables. Si le enseñas al tuyo esto desde el principio, más te valorará con el tiempo.

Como ves, no siempre es necesario ser demasiado estricto para solucionar estas situaciones.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión