¿Cómo dejar de ser una novia controladora?

¿Te has dado cuenta de que tu novio se queja porque lo controlas demasiado? Cuidado, porque los chicos no lo dicen simplemente porque sí. Puede que hayas comenzado a adoptar ciertas actitudes que espanten a tu chico sin darte cuenta; pues recuerda que la necesidad de tener el control en cada aspecto de la relación es una señal inequívoca de inseguridad. Sin embargo, puedes ayudarte a ti misma aprendiendo a relajarte y a confiar más en tu pareja, si pones en marcha los siguientes consejos.

novia

  • Entiende que necesita su espacio. Para estar con su familia, sus amigos o hasta solo. No pueden estar todo el tiempo juntos. Haz tú lo mismo y sal con otras personas, o aprovecha para hacer las cosas que te gustan en soledad. La independencia es signo de una relación sólida.
  • Abre las vías de comunicación. Si sientes la necesidad de que esté contigo en un momento determinado o hay algo que te incomode, debes tener la confianza de decirle por que.
  • Piensa antes de actuar. Tus impulsos pueden ser tus peores enemigos en una relación, porque provocan que hagas cosas de las que te arrepientes después. Antes de hacer algo para controlar a tu novio, respira y preguntáte si es lo correcto.
  • No saques conclusiones antes de tiempo. No sirve de nada volverte loca pensando que te engaña o que hace algo a tus espaldas. Piensa que si de verdad te ama, no te va a engañar y si sucede, es mejor que lo dejes de lado y continúes tú sola.
  • Acepta que no puedes tener el control sobretodo. La manía por controlar a la pareja oculta miedo a los cambios, a compartir su afecto y a que los planes salgan mal. Pero tú no puedes evitar que nada de esto suceda, así que no pierdas tiempo en intentarlo.

Quizá también te interese leer:

Compartenos tu opinión